Marca dentro de la marca

Delta apuesta por una subsidiaria que ofrezca pasajes aéreos a bajo precio.
Joaquín Fernández / Nueva York

Delta Air Lines, la tercera mayor aerolínea de Estados Unidos, ha anunciado que en 2003 creará una nueva compañía que ofrecerá vuelos de descuento. De esta forma, la gigante trata de competir con las pequeñas firmas locales, como JetBlue y Southwest, que con sus políticas de bajos precios parecen ser las únicas que mantienen la rentabilidad en un sector que no remonta el vuelo.

-

Parece sorprendente que en plena caída la corporación cree otra marca, pero según los analistas la jugada podría tener sentido: mientras lleva a cabo la reconversión de su enorme operación principal, lo que puede tardar años, traspasará 36 de los aviones de su actual flota de Boeing 757 a la nueva agrupación, aún sin nombre, que ya parte con la ventaja de tener 20% menos costos que los de la compañía matriz. No es la primera vez que lo intenta, pero la empresa dice haber adquirido experiencia con la fallida aerolínea de descuento Delta Express, que pronto cerrará.

Los grandes consorcios del sector enfrentan uno de sus peores momentos debido a su falta de flexibilidad y los altos costos operativos, agravados por los acontecimientos de septiembre de 2001, la debilidad económica y el clima de guerra. Para recuperar el rumbo todas han emprendido planes de reestructuración de costos: US Airways se ha declarado en bancarrota y United Airlines no tardará en hacerlo, mientras que American Airlines ha emprendido el mayor rediseño de rutas y operaciones de su historia.

Con el fin de sobrevivir, las aerolíneas estadounidenses han recurrido a los vuelos compartidos, que es una forma efectiva de fusionarse temporalmente.
Ahora ve
Ricardo Anaya explica por qué rechaza la Ley de Seguridad Interior
No te pierdas
×