Martha Mejia. Fundadora y directora de Z

-
José Ramón Huerta

“Este reportaje (sobre las mujeres) es sexista, y señala, precisamente, lo que queremos combatir: las diferencias y discriminación en el mundo corporativo”. Así inició la charla Martha Mejía.

-

Para ella no puede existir otra que no sea una vara que mida igual a hombres y mujeres. Esta empresaria, quien en su despacho goza confeccionando la planeación estratégica de mensajes para diferentes clientes –muchos de ellos empresas de buen tamaño–, cree que lo importante son las habilidades complementarias de las personas. Vivo ejemplo de ello es la relación profesional que tiene con su socio Bruno Newman. Pero, consciente de que la maternidad merece ciertas condiciones propicias, en la consultora Zimat aplica esquemas flexibles dentro de los cuales todos, pero muy especialmente las empleadas con hijos puedan desarrollar sus talentos.

-

Martha acepta para sí el calificativo de influyente, pues “en el trabajo de consultoría, donde diseño estrategias, tengo la posibilidad de influir en muchos otros negocios y en su toma de decisiones”. Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana, con maestría en La Sorbona de París y ex empleada en General Electric, Monsanto, UNESCO y Seguros La Comercial (“donde descubrí la consultoría y el desarrollo comunicacional”), Mejía dio cauce a su instinto empresarial y lo hizo compartir con dos hijos y un marido, también consultor pero con una agenda más relajada que le permite comer a diario con los pequeños. El punto de encuentro familiar es el desayuno; desde ahí esta mujer de 42 años se suelta trabajando 12 o 14 horas. Y duerme cinco.

-

Al final, Martha, la mayor de seis hermanos, todos empresarios, confirma su convicción de que “me gustaría ver reportajes donde hombres y mujeres exitosos participáramos bajo parámetros que no sean de género, sino de competencia”.

-

Ahora ve
No te pierdas