Megacable <br>Llamadas sin teléfono

Quiere ser la empresa líder en servicios de telefonía básica y de valor agregado. Pero quizá no

Su objetivo principal es la telefonía básica. Sin embargo, Megacable Comunicaciones va tras el liderazgo,  apoyándose en una oferta donde sus clientes tendrán acceso a diversos servicios mediante una opción única de comunicación. Así, la empresa quiere capitalizar los recursos y la experiencia acumulados a lo largo de varias décadas en el negocio de la televisión por cable y en la telefonía celular (a través de Movitel).

-

Con algunas alianzas bajo la manga, Megacable, por vía de su subsidiaria MCM Telecom –una asociación entre la estadounidense Residential Communications Network (RCM) y la familia Bours Castelo–, podría representar una seria amenaza para Teléfonos de México (Telmex) y otras compañías de telefonía digital que participarán en los negocios de telefonía local y servicios de valor agregado.

-

“No dudo que Telmex nos observe con mucho cuidado –afirma Enrique Rojas, director de proyectos especiales de MCM–; la competencia es la competencia.” En principio, la oferta de Megacable podría seducir a muchos: líneas telefónicas con cobertura local y servicios de Internet, de video por demanda, de fax y transmisión de datos; todo por un solo cable y con un factura única.

-

La recepción no se verifica mediante una PC u otro complejo artefacto, que desafíe hasta al más talentoso desarrollador. El vehículo de comunicación es un simple televisor, apoyado por una inversión que sólo en este aspecto fue superior a $40 millones de dólares. Sin embargo, en MCM les preocupan los frecuentes cortes de energía eléctrica y los efectos negativos que estos tendrían, al interrumpir el servicio telefónico que planea ofrecer Megacable. “La gente está acostumbrada a hablar por teléfono aunque falte la luz. En un sistema de telefonía por cable y cuando no hay corriente, el televisor (que para el caso funciona como receptor) tampoco funciona”, admite un directivo de la empresa.

-

Revancha inconclusa
La pinza entre la telefonía básica y los sistemas de televisión por cable finalmente quedará cerrada en México, sin que ninguno de los gigantes (Telmex y Televisa, con todo y la asociación que tienen establecida en Cablevisión) haya dado el primer paso.

-

Si bien Telmex ya ofrece servicios de Internet con recepción a televisores, la explotación del resto de los recursos que ofrece la televisión de paga se ha visto frenada por las autoridades de la Comisión Federal de Competencia.

-

Por otra parte, Pegaso Comunicaciones y Sistemas, la telefónica que preside Alejandro Burillo Azcárraga, ya opera en Baja California, Baja California Sur y en el municipio de San Luis Río Colorado, Sonora (que en conjunto forman la llamada Región I). Pegaso es un grupo inversionista de capital privado con una importante participación accionaria en Grupo Televisa, empresa que controla 51% de las acciones de Cablevisión. Esta empresa anunció inversiones por $1,000 millones de dólares para poder ofrecer sus servicios PCs y de telefonía local inalámbrica.

-

Pegaso estableció una sociedad con Qualcomm, compañía que la provee de la tecnología digital necesaria en su operación.

-

Para muchos de los empresarios que ya operan o planean operar en este mercado, el coyuntural acercamiento del cable a la telefonía tiene un dulce sabor a venganza.

-

Sostiene la Asociación Nacional de Televisión por Cable de Estados Unidos que durante muchos años, tanto en Latinoamérica como en la Unión Americana, los operadores de televisión vía cable se desarrollaron bajo el temor de que, inevitablemente, serían integrados a compañías telefónicas. En México, al parecer, eso mismo sucedió con empresas como Cablevisión.

-

De hecho, el avance de las telecomunicaciones sobre la plataforma de televisión vía cable depende aún de las telefónicas con poder dominante. En Chile, por ejemplo, los operadores de cable pueden ofrecer servicio telefónico, pues esa actividad está totalmente desregulada. Benito O’Hara, director general de MCM, confirma los problemas que la empresa ha enfrentado para iniciar operaciones, a pesar de que a principios de este año concluyó el desarrollo de su infraestructura.

-

MCM Telecom estima que, antes del 2001, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) les concederá la ampliación a su concesión para ofrecer también servicios de televisión por cable a sus clientes del Distrito Federal (DF), Monterrey y Guadalajara.

-

De acuerdo con O’Hara, los aspectos regulatorios frenan el inicio de operaciones de esta compañía, pues hay discrepancias sobre el monto de las tarifas de interconexión que deberá entregar a Telmex, de acuerdo con lo dispuesto por Cofetel el pasado 27 de noviembre.

-

En efecto, el organismo determinó que Telmex cobrara a MCM Telecom una tarifa de 26.1 centavos por minuto por la terminación de llamadas. En tanto que Telmex pagará a MCM sólo 10 centavos por las llamadas terminadas en su red.

-

Tras varios meses de negociaciones, el 8 de abril pasado MCM y Telmex finalmente suscribieron el acuerdo de interconexión bajo los términos dispuestos por las autoridades, con validez hasta el año 2000. Así, en mayo MCM iniciará su oferta de servicios conmutados en el DF.

-

Rojas no descarta la posibilidad de que en el futuro cercano se ajusten las tarifas, para mejorar las condiciones de operación.

-

Con un costo de $100 millones de dólares, MCM cuenta con una red de unos 140 kilómetros de fibra óptica, con la que cubre nueve delegaciones en el DF. Los planes de esta compañía también incluyen atacar la zona conurbada de la Ciudad de México. En Monterrey y Guadalajara, espera consolidar su infraestructura hacia el segundo semestre del año.

-

La red digital de MCM corre a través de 144 fibras, lo que le da una de las mayores capacidades en ancho de banda entre las empresas de telecomunicaciones. Por ello, la firma asegura estar lista para desarrollar enlaces privados y servicios que le permitan convertirse en “carrier de carriers.”

-

La capacidad de MCM Telecom le permitirá también ser proveedor de infraestructura para otras compañías.

-

A pesar de los desaguisados que MCM experimenta en su relación con Telmex, O’Hara no descarta la posibilidad de negociaciones adicionales para acceder a servicios de interconexión en el mercado de larga distancia. De ser así, se convertiría en la primera empresa de telecomunicaciones en México especializada en servicios locales, ofrecidos a través de un enlace con ancho de banda ilimitado y plataformas de transmisión y conmutación 100% digitales, para compañías y usuarios independientes.

-

MCM planea conquistar 2% del mercado de servicios especializados de telecomunicaciones. Rojas asegura que  ya iniciaron sus servicios de enlaces dedicados con varias firmas, aunque declinó mencionar los nombres.

-

Tras 10 años de trabajar en la planeación y dos después de que la Cofetel le entregó su concesión, MCM no busca contribuir significativamente a incrementar la teledensidad en México, sino a mejorar la oferta de servicios con valor agregado.

-

La empresa intentará llegar a los 300 kilómetros de fibra óptica, con una inversión acumulada de $100 millones de dólares. Su principal proveedor de equipo –con 80% de las compras– será Lucent Technologies y para ello busca un crédito destinado a la inversión total durante la primera fase.

-

Interconexión asimétrica
MCM sostiene que el principal reto de Cofetel es actualizar la Ley Federal de Telecomunicaciones (LFT), pues no contempla un servicio integrado como el que puede ofrecer esta compañía. Tal situación se ha convertido en un obstáculo continuo en su relación con el operador dominante. “La LFT debe fomentar que todo tipo de compañías florezcan y contribuyan al beneficio de la población”, opina O’Hara.

-

El ejecutivo puntualiza, empero, que la interconexión no debe favorecer a las nuevas compañías  a costa de Telmex ni de los usuarios; para ello propone un nuevo mecanismo que separe el costo de interconexión, lo que permitiría a las empresas del sector participar en un fondo que ayude a mejorar la infraestructura en la operación de telefonía local.

-

Señala O’Hara: “MCM tiene la propuesta de separar, en el costo de interconexión, el fondo para el servicio universal, el cual sí estamos dispuestos a pagar no a una empresa sino a un fondo común y público, en el que el manejo y destino del dinero deben  ser muy claros.”

-

Para los servicios de acceso a Internet a 10 Mbps, MCM analiza varias opciones de convenio con proveedores. Con algunos de ellos ya se firmaron cartas de confidencialidad para estudiar sus ofertas.

-

Por otra parte, existe también la posibilidad de volverse un sistema autónomo y desarrollarse como un proveedor más en este mercado, confía Rojas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En materia de proveedores de equipo, uno de los últimos contratos que MCM firmó fue con la legendaria Zenith Electronics Corporation, para la compra de módems de cable, que comercializará bajo el nombre de Megarred.

Ahora ve
‘Despacito’ se convierte otra vez en un éxito, pero en su versión con arpa
No te pierdas
×