Mentiras ¿piadosas?

Michael Spence sorbe su primera taza de café del día, aspira el fresco del noviembre californiano
Valentín Fuentes / Palo Alto, California

Eran los años 70 y una tesis doctoral asombraba a los investigadores del comportamiento de los mercados económicos en el mundo. El autor: un estudiante de Harvard de origen canadiense llamado Michael Spence.

- -

Seis lustros después de concebir sus conceptos, y ahora con residencia en la Universidad de Stanford, aquel escolar es uno de los tres galardonados con el Premio Nobel de Economía 2001, junto con George Akerlof y Joseph Stiglitz. La academia sueca reconoció el valor de su teoría de la información asimétrica.

- -

La ley de la oferta y la demanda dice que para que exista un mercado se requiere de alguien que venda y otro que compre (oferente y demandante). Lo que esta concepción agrega es que, entre ambos, la información es distinta.

- -

Uno de los dos tiene mejor conocimiento del producto que el otro y eso afecta el trato porque, o bien el cliente adquiere algo que no conoce bien y por lo tanto no le satisface, o el comerciante siente que le pagan poco por un artículo de alta calidad. Spence habla con Expansión sobre la teoría que lo ha hecho merecedor del reconocimiento más apreciado en su ramo.

- -

¿Qué es la asimetría de la información?

- -

Cuando aprendes economía básica en la universidad te enseñan cómo funciona el mercado. Básicamente ves el modo en que se comportan las curvas de oferta y demanda. Te dicen que cuando se cruzan el mercado fija precios y calidad.

- -

Implícitamente –y a veces explícitamente– se asume que los involucrados saben todo lo que desean saber. Conocen las características del producto, dónde encontrarlo, cuáles son sus diferentes precios, etcétera. Hay mercados que son así, como cuando uno va a la tienda de autoservicio buscando lechugas.

- -

Muchos no son así. Si estuvieras reclutándome podrías mirarme por 100 horas seguidas y no sabrías nada acerca de lo que sé o puedo hacer, así como de lo que no puedo. Este es un ejemplo en el que falta mucha información entre el vendedor de servicios laborales y el comprador potencial. Eso es muy básicamente la teoría.

- -

¿A dónde va la investigación?

- -

No descubrimos el hecho, que es real en el mundo financiero, en el de artículos de consumo duradero, de seguros, en fin, en cientos de casos. Los compradores inicialmente conocen menos que los vendedores de los productos. Lo que intentamos entender es cómo funcionan los mercados para escribir una teoría precisa que sirva para todos.

- -

¿Cómo explica el concepto de Market of Lemons?

- -

Lemons es una expresión estadounidense para nombrar a los coches inservibles. El comercio de autos usados es un ejemplo clásico de asimetrías de información entre cliente y proveedor. Como se venden a un precio promedio, sucede que uno bueno cuesta lo mismo que uno malo (lemon), lo que hace que la calidad en el mercado caiga, también la calidad promedio y el precio promedio.

- -

Lo que dice George [Akerlof], es que en un mercado con este tipo de estructura las mentiras se tejen desde arriba y sustancialmente remueven los productos hasta que quedan puras carcachas o lemons. Es un mercado esencialmente autodestructivo.

- -

¿Qué pasa en el mercado laboral?

- -

Aquí la gente con mejores cualidades para ofrecer sus servicios puede persuadir mejor a los compradores acerca de lo que promete, así que me di cuenta de que hay señales. Una de éstas es la escuela de la que egresa la persona que intenta contratarse. Si alguien viene de un colegio distinguido tiene más facilidad de conseguir su meta, aunque no se sepa quién es. La señal que carga, MIT por ejemplo, es un indicio que nos da información acerca de él.

- -

¿Cómo saber qué indicios son creíbles?

- -

Déjame regresar al ejemplo de los autos usados, en donde uno bueno y otro malo no tienen diferencias a la vista. Cualquier vendedor puede mentir con tal de que le compres, pero una señal importante es cuando alguno de ellos te ofrece garantía por el que adquieres, de modo que estás seguro que no vas a ir a parar al taller después de obtenerlo. La garantía es un signo de alta calidad.

- -

¿Cómo define las señales?

- -

Son las que transfieren la información de vendedores a compradores acerca de la calidad de un determinado producto o servicio. Persisten en equilibrio porque tienen características que no pueden ser imitadas por quienes ofrecen artículos de baja calidad.

- -

¿Se puede tener 100% de información?

- -

No. Pensemos en mercados laborales: una persona puede trabajar contigo 15 o 20 años seguidos y nunca acabas por conocerla completamente. En mercados financieros puedes estudiar una compañía y aprender mucho de ella, pero es poco probable que sepas todo lo que quieres saber.

- -

El proceso que permite adquirir información es tan costoso que nadie puede solventarlo, nadie lo hace.

- -

¿Puede dar un ejemplo?

- -

El mercado de seguros es un caso. Si las firmas que se dedican a asegurar quisieran saber la verdadera condición de sus clientes potenciales tendrían que pagar $200 dólares a los doctores para examinar a 50 millones de personas, eso es mucho dinero. Por eso lo que hacen es sacar un precio promedio con el fin de establecer primas.

- -

¿Hay esquemas reguladores?

- -

Todos saben que hay asimerías y tratan de deshacerse de ellas lo mejor posible. Los gobiernos, debido a eso, establecen requisitos legales para divulgar información. Es igual a lo que sucede con los productos comestibles y las medicinas, en los que es preciso divulgar ciertas características de su contenido. En el mercado bursátil se obliga a las compañías a publicar información trimestral y, en algunos casos, más frecuentemente.

- -

¿Qué sucede en los mercados emergentes?

- -

En 1998 vimos que uno de los problemas en buena cantidad de economías emergentes de rápido crecimiento era la información incompleta y, como resultado, había muchos datos que los inversionistas –domésticos y extranjeros– no tenían acerca de cómo se financiaban las organizaciones.

- -

Esto se llama ausencia de transparencia y cualquier economía requiere de un cierto nivel base de difusión.

- -

El desarrollo económico se adelantó al regulatorio en aquellas sociedades. Esto está siendo arreglado, pero es un proceso muy doloroso.

- -

¿A quién o a quiénes admira?

- -

A mis consejeros: Kenneth Arrow, Thomas Shelling y Richard Zeckhauser. Los dos últimos son maestros muy destacados de las universidades de Maryland y Harvard respectivamente.

- -

Tengo una gran admiración por George Akerlof y Joe Stitglitz. Para mí es un privilegio haber trabajado con ellos.

-

Newsletter
Ahora ve
El GPS, con efectos secundarios en el cerebro
No te pierdas