Mercado de derivados <br>Manéjese con c

En 1999 empezará a operar el Mercado Mexicano de Derivados, mejor conocido como MexDer. Esto abre n

Para muchos, 1998 quedará en los registros económicos como un año cuya -volatilidad rebasó cualquier cantidad de sistemas de control y superó la -capacidad de actuar de las naciones y los organismos financieros -internacionales.

- La incertidumbre, precisamente, contribuyó a que los países –emergentes o -no– midieran su capacidad real de resistencia ante los desajustes sistémicos -de la globalización. Durante la crisis, varios especialistas lanzaron -centenares de previsiones y expectativas, todas ellas, para infortunio de los -inversionistas, superadas por lo difícil y complejo de la situación.

- El prestigio y experiencia de Robert C. Merton, Myron S. Sholes –ambos -premios Nobel de economía– y David W. Mullins Jr, funcionario importante de -la Reserva Federal de Estados Unidos, resultaron insuficientes, por ejemplo, -para evitar que el fondo de compensación Long-Term Capital Management -(LTCM) arrojara uno de los quebrantos más fuertes y comentados entre los -estudiosos del mercado de derivados en septiembre pasado. No obstante que las -tres personalidades arriba señaladas actuaron como socias y unieron sus -conocimientos, el maremoto financiero internacional las envolvió y lanzó al -naufragio.

- “Ese fondo acumuló pérdidas por $3,000 millones de dólares en sólo seis -semanas”, recuerda impresionado Bernardo González-Aréchiga, director general -adjunto de Derivados de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). La crisis económica -mundial, así como la complejidad de los mecanismos usados para invertir en el -fondo, provocaron que las posiciones adquiridas por los inversionistas fueran -difíciles de deshacer. Además, ocasionaron pérdidas enormes para los 14 -bancos participantes y un efecto negativo en los mercados cambiario y de bonos -internacionales.

- De hecho, la institución bancaria suiza UBS reportó un quebranto por $690 -millones de dólares al tercer trimestre de 1998, como consecuencia de su -participación en el LTCM. Los instrumentos que utilizaron los responsables del -fondo fueron bonos de contado –avalados en su mayoría por los gobiernos de -los siete países más industrializados (G-7)–, futuros, swaps y swaptions -straddles.

- Alfonso de Lara Haro, director de Administración de Riesgos de Inverlat Casa -de Bolsa, comenta: “El mercado de derivados tiene el propósito fundamental de -cubrir riesgos. No es un mercado aconsejable para invertir o para especular por -el altísimo riesgo que tiene, especialmente en el caso de las opciones, donde -el peor escenario es perder la inversión.”

- Lo recomendable, matiza el especialista, es especular cuando las tendencias -de la volatilidad del mercado son claras. Es decir, es el tiempo propicio para -apostar una parte del portafolios en instrumentos derivados es cuando se tiene -certidumbre con respecto al comportamiento –ya sea a la baja o la alza– de -los sistemas financieros.

- ¿PARTICIPAR O NO PARTICIPAR…?
-
Actualmente, a pesar de la aparente estabilidad –lapso que antecede en la -mayoría de las ocasiones a la tormenta–, aún no existe una tendencia, -decreciente o creciente, que invite a la inversión especulativa en opciones o -futuros. Sin embargo, aquellas personas físicas o morales que busquen una isla -para cubrirse del riesgo que implica el huracán financiero internacional -encontrarán tierra firme y oportunidades importantes en los derivados para -1999.

- En épocas de inestabilidad económica como la que vivieron los países este -año, aumenta el volumen de operación de los mercados derivados –medido en -términos de importe y número de transacciones realizadas–. Por ejemplo, con -respecto a 1997, la demanda por ese sector habrá crecido alrededor de 18% al -término de 1998 y los instrumentos más solicitados serán los relacionados con -las tasas de interés.

- “Estadísticas y estudios realizados –dice De Lara– muestran que 80% de -los derivados en el mundo se invierten en instrumentos financieros, mientras que -el 20% restante en metales, granos o petróleo. Ahora, 50% del total de las -operaciones es para cubrirse contra riesgos en tasas de interés.”

- MÁS DERIVADOS EN MÉXICO
-
Según González-Aréchiga, 1999 resultará un año importante para la -operación de los mercados de derivados en el ámbito internacional. Pero, -¿bajo que consideraciones, reglas o consejos utilizarlos? El directivo de la -BMV sugiere los pasos siguientes: 1) prudencia; 2) usarlos con una estrategia de -negocio clara, y 3) conocer y estudiar los riesgos que conlleva una sub o -sobreutilización de los derivados.

- El año próximo, México ofrecerá otra opción para que los inversionistas -nacionales y extranjeros apuesten sus bienes y recursos en el país: el Mercado -Mexicano de Derivados, mejor conocido como el MexDer.

- “Muchos bancos, como Banamex o Bancomer, utilizan derivados que operan en -el extranjero. Incluso empresas de la talla de Cemex o Cifra también los usan y -se cubren a través de Chicago. Para los que participamos en este nuevo mercado, -el reto será atraer la mayor cantidad de esas transacciones al territorio -nacional”, expresa Sergio Gutiérrez, gerente de Operaciones de Operadora de -Derivados Tiber.

- No obstante, para la mayoría de las empresas pequeñas y medianas –responsables -reales de la creación del producto interno nacional– el acceso al MexDer -quedará vedado hasta los próximos tres o cuatro años. ¿El motivo? La falta -de conocimiento y cultura sobre los instrumentos derivados.

- Los participantes principales en el MexDer, en orden riguroso de aparición, -serán las instituciones financieras, las tesorerías de las empresas grandes y, -finalmente, las personas físicas o pequeños y medianos empresarios.

- “Ingresar al mercado de derivados –menciona Gutiérrez– facilita la -planeación financiera de las compañías. Pero, para llegar a eso, se requiere -de una labor muy importante de promoción que involucre, ante todo, un esfuerzo -grande en capacitación de los participantes potenciales, el desarrollo de una -cultura financiera y una convocatoria efectiva para la utilización de estos -nuevos instrumentos.”

- MEXDER…¿ALTERNATIVA REAL?
-
El valor del mercado de derivados, en cifras mundiales, representa $30 -billones de dólares. Es decir, 50% adicional respecto de los $20 billones de -dólares que suman las 26 bolsas de valores más importantes del planeta. De -hecho, la rama de los futuros y las opciones supera cuatro veces al Producto -Interno Bruto de Estados Unidos, el cual asciende a $7.7 billones de dólares.

- “México está severamente rezagado. Somos importadores netos de servicios -de valor agregado con derivados. MexDer debe ser el disparador que ayude al -desarrollo de una industria sólida. Construimos, precisamente, la -infraestructura financiera básica para poder competir por los capitales: -primero, atraer las inversiones mexicanas; segundo las regionales, y tercero, -las inversiones globales”, expresa Mario Laborín Gómez, presidente del -Mercado Mexicano de Derivados (MexDer).

- El arranque del mercado de derivados en México requirió de varias -prórrogas y esperas largas. Incluso, agobiados por la tardanza, los -responsables del MexDer optaron por omitir fechas de arranque en cada una de las -convenciones a las que asistían. Sin embargo, -según el ejecutivo responsable, “comenzará el 15 de diciembre próximo. -Primero con los socios liquidadores y, en enero de 1999, para el resto del -mercado.”

- La inversión para crear el MexDer fue de $10 millones de dólares, cifra que -contrasta contra los $160 millones de dólares que gastó Singapur para -construir una infraestructura similar para su mercado. La razón de un ahorro -tan significativo radica en que el mercado de derivados compartirá -instalaciones con la BMV y el Instituto Nacional para el Depósito de Valores -(Indeval).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Para las personas físicas, según Laborín, uno de los atractivos de -inversión girará alrededor de la exención de impuestos por operar futuros -sobre acciones e Índice de Precios y Cotizaciones (IPC). Con respecto a la -operación en instrumentos sujetos al tipo de cambio y a las tasas de interés, -el presidente del MexDer asegura que el marco fiscal que las envolverá será -transparente e impulsará su negociación.

- El objetivo de los participantes, así coincidieron los ejecutivos -consultados, consiste en que el mercado de derivados mexicano alcance, “en -interés abierto”, $450,000 millones de dólares al finalizar los primeros -cuatro años de operación: “La participación inicial estimada para el MexDer -–recuerda– fue superada en seis veces. De tal manera que, de las 36 acciones -cuya colocación se pronosticó, se entregaron 165 títulos repartidos en 20 -casas de bolsa, 11 bancos, 21 personas morales no financieras y la BMV”.

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×