Mercado de dinero <br>El mejor refugio c

Si hay alguna regla para esta ciencia, esa es la prudencia. Por ello, el mercado de dinero se ha con

La inestabilidad financiera internacional determinó en 1998 un vuelco en - los patrones de inversión dentro de los mercados internos, por lo que muchos - inversionistas dejaron atrás algunos riesgos para modificar sus apuestas - rápidamente hacia inversiones que pueden caracterizarse como “conservadoras” - o refugios contra el riesgo cambiario.

- En este año que termina, mientras el Índice de Precios y Cotizaciones - (IPC) registraba hasta el cierre de octubre un retroceso acumulado de 22.08%, - el precio del dólar interbancario se había elevado a razón de una tasa anual - de 29.67%, habiendo observado una variación anual de 45.63% en septiembre, - cuando registró un precio máximo de $10.65 pesos.

- Las tasas nominales de interés, por su parte, llamadas a reducir las - presiones sobre el tipo de cambio, habían seguido una trayectoria alcista: - desde un nivel mínimo de 17.33% anual, hasta un máximo de 47.86% en - septiembre, para retroceder a 33.13% a principios de noviembre.

- En tales circunstancias, el abandono de inversiones riesgosas en acciones de - empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la compra de - dólares y la preferencia por las inversiones de renta fija a corto plazo, - fueron las medidas que lógicamente se adoptaron para enfrentar la volatilidad - de los mercados. Estas medidas, a su vez, contribuyeron a definir los rasgos - del nuevo patrón de inversiones.

- En tanto el mercado de valores fue el que deparó mayores riesgos y - pérdidas en el año, los mercados cambiario y de dinero fueron los que - presentaron las mejores alternativas para el inversionista. La compra de - dólares fue obviamente la más rentable puesto que el tipo de cambio marcó - una tendencia sostenida de alza desde principios de enero, con una acentuación - entre agosto y septiembre. En consecuencia, las ganancias anualizadas del - dólar se ubicaron en 29.67% nominal hasta octubre, o bien, 11.26% en términos - reales.

- Las mesas de dinero, aunque por debajo de la rentabilidad del mercado - cambiario, también ofrecieron tasas reales muy atractivas (6.64% en - operaciones de fondeo a 28 días). Debido a la volatilidad de las tasas de - interés, las primas de riesgo se elevaron y los rendimientos asociados a las - operaciones de mediano y largo plazos se incrementaron tanto que, a partir de - septiembre, el Banco de México dejó de emitir Cetes a un año y seis meses en - las subastas primarias de valores del gobierno. Ello reforzó la preferencia - por la liquidez de los inversionistas que continuaron invirtiendo a corto - plazo.

- LA ATRACTIVA TIIE
-
Los títulos asociados a la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio - (TIIE) acercaron sus rendimientos a los ofrecidos por los cetes, pues a la - trayectoria alcista de la TIIE se sumó una sobretasa que también tandió a - elevarse, constituyendo así una opción tan atractiva como las inversiones en - valores del gobierno a tasa nominal.

- Muy cercano a la tasa acumulada de la TIIE a 28 días se colocó el - rendimiento de los fondos de inversión de deuda para personas morales y - físicas. Ello se tradujo en una alternativa viable para el grueso de los - inversionistas que, sin contar con los montos de inversión que requieren las - mesas de dinero, por ejemplo, tuvieron la oportunidad de acceder a un - portafolios de inversión administrado por profesionales, que dio como - resultado ganancias muy por encima de otras inversiones del mercado de dinero - diseñadas para pequeños y medianos inversionistas.

- Ciertamente, el repunte tan brusco de las tasas de interés en - agosto-septiembre generó minusvalías que aconsejaron a más de un - inversionista abandonar su cartera, a costa, incluso, de incurrir en pérdidas - significativas. No obstante esos temores, al cierre de octubre tan sólo - registraban pérdidas tres fondos de deuda para personas físicas y, los tres - rendimientos nominales acumulados más bajos, aunque positivos, fueron de 6.69, - 12.27 y 16.72%. En todos los casos restantes, los rendimientos se ubicaron por - arriba del nivel de 17% en el que la tasa real ya es positiva.

- Los 10 fondos que registraron las mayores ganancias ofrecieron rendimientos - reales que oscilan entre 6.02 y 7.28%, muy cercanos al rendimiento de los Cetes - a 28 días. Y fuera de toda proporción, los fondos de inversión denominados - de cobertura, siguiendo el comportamiento del tipo de cambio, arrojaron - ganancias acumuladas promedio de 14.88% en términos reales.

- Otras inversiones de corto plazo, como las realizadas en pagarés y - aceptaciones bancarias, aunque ofrecieron liquidez y la posibilidad de - capitalizar los rendimientos acumulados, arrojaron tasas reales negativas - prácticamente en cualquier combinación de plazo y monto. Cuando el - rendimiento real fue positivo, éste fue equiparable al menor de los - rendimientos reales positivos de los fondos para personas físicas.

- LOS INSEGUROS CERTIFICADOS
-
En otras alternativas más orientadas a la inversión de mediano plazo, como - en los certificados de depósito, la rentabilidad no difiere tanto respecto de - los pagarés y aceptaciones. Incluso, una desventaja que presentaron tiene que - ver con la falta de liquidez, lo que en situaciones de volatilidad financiera - acarrea fuertes costos de oportunidad, además de pérdidas asociadas a la - intensificación de las presiones inflacionarias.

- LAS UDIS, MEJOR OPCIÓN
-
Por esa razón, los pagarés en Unidades de Inversión (Udis), ofrecieron - mejores condiciones para constituirse en un efectivo seguro contra el repunte - inflacionario, sobre todo para aquellos inversionistas pequeños cuyo acceso a - otras opciones de inversión está limitado por sus propios recursos. Sin - embargo, para un inversionista mediano, estos pagarés no fueron tan - redituables como las mesas de dinero o los fondos de inversión.

- Si bien los mercados financieros nacionales tendieron a estabilizarse - gradualmente al iniciar el último trimestre del año, este comportamiento se - apoyó en la mejoría de las condiciones de corto plazo, tanto nacionales como - internacionales. Aún así, la perspectiva para 1999 no deja de ser - preocupante, ya que la posibilidad de una recesión mundial no está - descartada. La profundidad de la misma y sus alcances dependerán mucho del - curso que tomen procesos como el de la reestructuración bancaria en Japón, el - éxito o fracaso del programa de ajuste adoptado por Brasil, la dirección que - se adopte para enfrentar la profunda crisis en la que se encuentra inmersa la - economía rusa, o bien, del impacto que ya tienen estos acontecimientos en la - economía estadounidense.

- Obrar con prudencia y con la conciencia de los riesgos que estarán - presentes en 1999, es la principal recomendación para el inversionista. La - tarea no será sencilla, por lo que la diversificación de carteras será el - recurso más productivo y más seguro. Las apuestas a un solo instrumento de - inversión podrían ser riesgosas.

- Un criterio recomendable para la constitución de los portafolios sería - obrar bajo una expectativa en la que difícilmente las tasas de interés - establecerán una tendencia a la baja y en la que los márgenes para que la - inflación se contraiga serán muy estrechos. En consecuencia, los horizontes - de inversión podrán privilegiar al corto plazo, sin olvidar que es ventajoso - aprovechar los repuntes fuertes de las tasas para invertir a mediano y largo - plazo.

- Respecto al tipo de inversión, los títulos a tasa ajustable pueden - reportar la ventaja de seguir la trayectoria de las tasas de interés y ofrecer - un margen real. En este caso, la calidad crediticia del emisor y los riesgos de - mercado deberán evaluarse cuidadosamente. Los valores indizados a la - inflación podrán reportar cobertura contra el incremento de los precios. Sin - embargo, su margen podría resultar limitado, sobre todo para montos de - inversión significativos que pueden elegir entre una gama más amplia de - opciones. Los fondos de inversión, si se decide invertir con amplia - información respecto de las características de liquidez y perfiles de riesgo, - podrían ofrecer excelentes oportunidades, sobre todo si se considera que es un - segmento en desarrollo y con un potencial de innovación amplio.

Ahora ve
No te pierdas