Mexicanos en los andes

Una terminal marítima para la comercialización de gas licuado de petróleo marca, hasta hoy, la pr
Sara Beatriz Guardia

Alberto Pandolfi, primer ministro de Perú, destacó el incremento de las relaciones comerciales y económicas peruano-mexicanas, al dar inicio en El Callao (puerto a 20 kilómetros de Lima) a las operaciones de la terminal marítima para recepción, almacenamiento y distribución de gas licuado de petróleo. La misma pertenece a Zeta Gas Andino, integrante del grupo mexicano Miguel Zaragoza.

- La inversión de este último asciende a $45 millones de dólares. La terminal cuenta con seis esferas con una capacidad nominal de un millón de galones, equivalentes a 143,000 barriles de gas. Con esto, Perú aumentará 120% su capacidad actual en diferentes mezclas de gas licuado de petróleo.

- Bodega internacional de gas
La construcción de la terminal demandó un año de trabajo y 415,000 horas/hombre, cubiertas casi en su totalidad por mano de obra peruana. Está preparada para recibir gas importado y exportar en el futuro el que se extraiga del yacimiento de Camisea, cuando el proyecto más ambicioso en este sector —en manos del consorcio multinacional Shell-Mobil— esté concluido (dentro de 10 años). Por ello, el grupo mexicano se prepara para que la terminal sea considerada “bodega internacional de gas”.

- Además de esa inversión, existe otra comprometida para los próximos cinco años —por $50 millones de dólares—, a fin de completar sus planes en Perú. Entre estos figuran la construcción de un hotel cerca del aeropuerto limeño y la implantación de carros-tanque para el transporte de gas licuado por ferrocarril. Hasta ahora, tiene a su cargo una flota de más de 1,000 carros en Estados Unidos y Canadá y de 200 en Centroamérica.

- El conglomerado tiene 50 años de experiencia en la distribución y transporte de gas a través de ferrocarril y de embarcaciones. Asimismo, es el comprador y proveedor de gas licuado de petróleo más importante de Petróleos Mexicanos (Pemex), con presencia en varios países centroamericanos. Perú es la primera nación sudamericana en la que invierte y entre sus planes de expansión a mediano plazo figuran Ecuador y Brasil.

- Jesús Zaragoza, director general de Zeta Gas Andino, dice a EXPANSIÓN que el grupo decidió invertir en Perú por su estabilidad política y social, su crecimiento económico, su apertura comercial y su estabilidad tributaria. “Aquí, la inversión extranjera está garantizada, lo que permite trazarse objetivos a largo plazo. Con la explotación de gas de Camisea, Perú pasará de importador a productor y exportador de gas”. Mientras tanto, han hecho un contrato por el cual Pemex suministrará este producto, lo que inicialmente significará abastecer 100% de su mercado local de gas licuado de petróleo.

- Sin embargo, el mayor desafío que deberán enfrentar es conseguir un considerable incremento en el consumo de gas. Actualmente, en Perú, dicho consumo es de cuatro kilos al año por habitante; 92% de la distribución se dirige al uso doméstico y 8% al comercial e industrial. En México, el consumo por habitante es de 80 kilos anuales.

- “Promover más su uso no es fácil porque la gente —señala Zaragoza— le tiene temor al gas, así que tenemos que poner en marcha una extensa campaña que incluye recorrer casa por casa.” El otro desafío es llegar a pueblos y ciudades importantes cuyo acceso para llevar el producto es difícil. “Nuestro objetivo es cubrir el mercado de Lima y otros centros como Arequipa, Cuzco, Trujillo e Iquitos”

- Otras inversiones
Por lo pronto, el grupo mexicano ha puesto a disposición de Ferrocarriles Peruanos carros-tanque para transportar el gas licuado. Además, está fabricando tanques estacionarios y ha iniciado la distribución a través de las asociaciones que agrupan a los envasadores peruanos. “Mientras se hacen todos estos ajustes —aclara Zaragoza— el precio del gas se mantendrá igual, pero a mediano plazo lo más seguro es que baje de acuerdo con la oferta y la demanda”.

- Nabor Castillo, presidente del Comité México-Perú del Consejo Empresarial Mexicano para Asuntos Internacionales, sostiene que muchos empresarios mexicanos demuestran “un vivo interés por invertir en Perú”, sobre todo en la construcción, la minería, el turismo y la pesca. Una misión de hombres de negocios mexicanos visitará el país al inicio de 1997 para llegar a acuerdos concretos de inversión.

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×