Mi amigo el pingüino

Novell y RedHat están sacando ganancias de un sistema operativo gratuito: Linux. Los fieles seguido
Mariel Medina

El poder de las mil cabezas. El poder de una marca es un fenómeno que va -más allá del conocimiento profundo. Es decir, es probable que la gran mayoría -de las personas no usen Linux o que nunca hayan visto una pantalla del programa. -Sin embargo, su nombre les remite a un software complejo, hecho por y para nerds, -que tiene una gran cualidad, es seguro.

- Hoy, la seriedad de Linux no está en duda. La comunidad de programadores ha -evolucionado en una colectividad mucho más organizada, madura y eficiente. “Vamos, -podría afirmarse que Linux se profesionalizó”, asegura Mark Blowers, -analista de Butler Group, firma investigadora del mercado tecnológico.

- Lo que un día de 1991 inició el finlandés Linus Torvald en la Universidad -de Helsinki ahora se ha convertido en un equipo de lugartenientes, casi todos, -trabajando en reconocidas empresas de tecnología, que están al tanto del -desarrollo cualitativo de Linux. Gigantes de la industria como IBM, HP e Intel -están muy ligados a los desarrollos del finlandés, contribuyen con líneas de -código, aportan el músculo de mercadotecnia y, por supuesto, miles de -programadores profesionales. Solamente IBM tiene 600 expertos dedicados a Linux. -En 1999 apenas tenía a dos personas en dicho departamento.

- De hecho, actualmente el gigante azul cuenta con directores en el consejo de -administración que velan por las prioridades del desarrollo del sistema -operativo.

- El resultado es un Linux más poderoso. El software de código abierto está -cambiando muchas cosas en los teléfonos celulares de Motorola, en los robots de -Mitsubishi, en los servidores de eBay y en las supercomputadoras de la NASA que -simulan los viajes de los transbordadores espaciales.

- El crecimiento de Linux ha agitado las ondas de la industria tecnológica, -retando a Microsoft y su dominio incuestionable y ofreciendo un nuevo modelo -para crear software.

- Sin duda, el pasatiempo de Torvald se ha convertido en todo un negocio. “La -gente pensó que no funcionaría. Pero ahora está claro que tiene éxito”, -señala Blowers.

- El negocio tras bambalinas
-
Aunque no es una compañía, Linux opera como una corporación tradicional. -Sin embargo, difícilmente podría ubicarse un cuartel central, un ceo y, ni -qué decir, un reporte anual. De hecho, no es una sola empresa. Linux es una -cooperativa en la que los empleados de una docena de firmas diferentes, además -de miles de personas entusiastas, trabajan juntos para mejorarlo. La empresas de -tecnología también contribuyen, sobre todo, con programadores asalariados y -ellos hacen negocio al vender productos y servicios alrededor del sistema -operativo Linux. No cobran por el software en sí, que además es gratuito y se -puede bajar de la red.

- Entonces, ¿cómo se benefician las empresas de un software que es gratuito? -De diferentes maneras. RedHat y Novell son distribuidores del sistema operativo: -empaquetan el software con manuales, actualizan constantemente el sistema, -ofrecen servicios y cobran a sus clientes cuotas anuales de suscripción por -todos los elementos extras. Esta cuota va desde 35 dólares por año por una -versión básica del sistema operativo hasta 1,500 dólares por una versión -pulidísima para un servidor. Y entre más servicios se añaden más se -incrementa la factura. Red Hat, que emplea a 200 programadores, espera triplicar -este año sus ganancias de 53 millones de dólares a 195 millones de dólares.

- Estos números son chiquilladas para los grandes fabricantes de computadoras. -IBM, HP y otros no quieren perderse la ola del ‘comunismo digital’. En HP, -por ejemplo, las ventas de servidores que corren Linux llegaron el año pasado a -casi 3,000 millones de dólares, casi el doble de lo que habían conseguido tres -años antes.

- En la comunidad Linux, esta voracidad capitalista está combinada con la -filosofía de compartir bajo el movimiento del código abierto. “Linux es el -primer ecosistema natural de negocios”, apuntó en un artículo periodístico -James F. Moore, un becario senior del Centro Berkman para Internet y la Sociedad -en la escuela de Leyes de Harvard.

- Moore añade que lo que está claro es que los desarrolladores que trabajan -para Linux han madurado enormemente, sobre todo, los que están fuera del -círculo rojo de ‘linuxeros’. Mientras Torvald aún permanece en el centro, -ya ha cedido parte del control y ha aceptado la ayuda de muchísimos -colaboradores, entre ellos otros desarrolladores leales de Linux como McVoy y -otros gigantes de la industria de tecnología, cuyas fortunas están muy ligadas -al sistema operativo de código abierto. Un paso importantísimo fue el que dio -IBM, Intel, Novell y otros, al enfocarse en el desarrollo de aplicaciones para -que la adopción por Linux se acelere.

- Novell emprenderá nuevas iniciativas con Linux empresarial, a fin de -robustecer la tecnología dentro de las corporaciones. Las novedades presentadas -incluyen Linux para centro de datos (Data Center) y la disponibilidad de Open -Enterprise Server.

- Linux ha tenido mucho éxito en la parte externa de la red, para los -servidores web, servidores de aplicaciones y firewalls. Este sistema ha mostrado -además una importante solidez como servidor de grupo de trabajo, proporcionando -servicios de archivo, impresión y mensajería, entre otros.

- “Nuestro próximo desafío es robustecer Linux para las principales tareas -de los centros de datos y para la informática de alto rendimiento, donde se -requiere un procesamiento de transacciones intensivo y complejo”, asegura Jack -Messman, ceo de Novell.

- La amenaza no fantasma
-
Los ataques legales y subrepticios que lanzaron las empresas que ven en -Linux una amenaza no han minado a la comunidad. A pesar de que aún hay -tensiones internas en la cofradía de ‘linuxeros’ y se sigue hablando de -diferentes versiones del sistema operativo de código abierto, la gran familia -de sus usuarios ha permanecido unida.

- Tal fue el caso de cuando SCO demandó a IBM por tomar sin autorización -propiedad intelectual de su sistema en la versión de Linux que el gigante azul -distribuye.

- Las empresas de tecnología han abierto las carteras para pagar el soporte -administrativo, incluyendo equipo legal que verifica con escrupuloso escrutinio -cada línea de código para no cometer un acto ilícito. De hecho, los -idealistas de Linux, que renegaron del corporativismo de la comunidad, pararon -de quejarse y salieron a defender a su criatura. La demanda entre IBM y SCO -tendrá desenlace este fin de año o a principios de 2006. Linux se ha vuelto un -sistema más fuerte y un contendiente de peso, el de mayor peso, contra -Microsoft. Por ejemplo, en servidores. De acuerdo con datos de IDC, firma -analista del mercado de tecnologías de la información, el número de unidades -vendidas con Linux pasará de 24 a 33% para 2007, comparado con 59% que posee -Microsoft.

- De hecho, acota el análisis de IDC, el gigante del software mantendrá su -participación, pero Linux le irá robando poco a poco márgenes de ganancia. -Esto porque, por primera vez, el sistema de código abierto está tomando una -tajada del mercado de Windows, que no de las otras opciones, y esto ha obligado -a Microsoft a ofrecer descuentos para no perder ventas. Datos de Forrester -Research, otra firma analista del mercado de cómputo, en una encuesta realizada -entre empresas, apuntan que 52% de los ceo dijeron que están reemplazando en -los servidores a Windows por Linux. En los escritorios, IDC ve que Linux aumenta -su participación en más del doble, pasando de 3 a 6% para 2007, mientras que -Windows pierde un poquito de mercado. Los números de IDC muestran que el -mercado total de Linux (en dispositivos y software) pasará de 11,000 millones -en 2003 a 35,700 millones para 2008.

- Los hechos contrahechos
-
Microsoft ha lanzado un contraataque contra la amenaza no fantasma. El -gigante del software tiene su campaña ‘Vayamos a los hechos’, en la que -asegura que Windows es más seguro y menos costoso que Linux. Con ello, -Microsoft ha convencido a varios. Por ejemplo, al gobierno de la ciudad de -París, y en México a Banrural, que decidieron abandonar Linux y pasarse a las -filas de Bill Gates. Y es que ahora que los distribuidores de Linux cobran por -las suscripciones, Microsoft puede usar los mismos argumentos de costo-beneficio -que usó para deshacerse de viejos rivales como Netscape.

- Sin embargo, persuadir a los usuarios de que Windows es más barato que Linux -no ha sido fácil. Con Windows, los usuarios finales pagan una cuota que varía -entre los cientos de dólares para una PC y los miles de dólares por un -servidor, mientras que este cargo no existe con Linux. El costo total en tres -años por un servidor pequeño usado por 30 personas, incluyendo cuotas de -licencia, soporte, y derechos de actualización, sería de 3,500 dólares por la -plataforma Windows, comparado contra 2,400 que cobra un distribuidor de RedHat.

- La ventaja que tiene Microsoft es cuando el cliente ya opera con Windows. En -este caso, suele ser más barato actualizar a nuevas versiones del software de -Microsoft, más que reemplazarlo con Linux.

- George Weiss, de Gartner, empresa que analiza los mercados tecnológicos, -señala que Microsoft hace sonar esos casos con bombo y platillo, pero “que no -hay ningún estudio que diga que Windows sería mejor en general en cuanto al -costo total de propiedad”.

- Messman remata que “el código abierto llegó para quedarse, porque ofrece -un valor real”. El reciente éxito de Firefox, un excelente navegador de -código abierto que ha ganado una importante participación en el mercado, -prueba que el código abierto es un catalizador de la innovación.

Ahora ve
Esto es lo que debes saber de la devoción a la Virgen de Guadalupe
No te pierdas
×