Mi sindicato y yo

-

Magali Illescas, empleada de Cinemex

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- - Hace cinco años, cuando tenía -20 de edad, Magali Illescas entró a trabajar a Cinemex sin saber -para qué servía una asociación obrera; pensar en ello la -remitía a la imagen de Fidel Velázquez. Al enterarse de que -tendría que afiliarse en el Sindicato Progresista de Empresas de -Servicios y de la Industria del Entretenimiento, pensó: -“estoy muy joven para eso de la política”.

- - De su ingreso destinaba $1 peso -de cada $100 a las cuotas sindicales y con el tiempo se dio -cuenta de la utilidad de su organización, que hoy agrupa a 1,700 -empleados de la cadena. “Siempre están al pendiente de que -nuestros pagos lleguen a tiempo, que contemos con todo lo -necesario para el trabajo y nos resuelven problemas. La relación -es muy cordial, incluso el secretario general, Antonio Burgue, -viene con frecuencia.” Ya dejó de ser sindicalizada, pero -como gerente de un cine mantiene estrecha relación con el -organismo. Lo considera un canal extra de comunicación con la -empresa: “Nos sensibilizan acerca de cómo quieren ser -tratados los trabajadores y qué esperan de nosotros; eso nos -evita la deserción. Han entendido muy bien la relación -ganar-ganar.”

Ahora ve
El Tec rescata las zonas urbanas junto a su campus #DiálogosExpansión
No te pierdas
×