Micrófono abierto. ¿Quién es Bertrand

-

En el mundo es considerado el embajador del coñac por su formación como enólogo y por difundir la cultura de esta bebida. Viaja por todo el planeta para dirigir seminarios a colegas, gourmets y consumidores en general. Pertenece a la segunda generación familiar que ha consagrado su vida, su entorno y sus conocimientos a una sola empresa: la casa Martell. Él es Bertrand Guinoiseau.

-

¿Cómo trabaja un enólogo?

-

Desarrollo la memoria a nivel olfativo.

-

¿A qué edad se convirtió en enólogo?

-

Formalmente a los 25 años, aunque mi entrenamiento inició cuando yo era muy joven. Mi padre comenzó a educar mi olfato para distinguir fragancias de perfumes. Practicaba de tres a cuatro horas a la semana.

-

¿A qué edad probó el coñac?

-

A los seis meses de edad, cuando comienzan a salir los dientes, me rascaba con el biberón impregnado en el licor.

-

¿Cuál es el mejor momento para disfrutar de un coñac?

-

Si se trata de disfrutar, el simple hecho de saborearlo es memorable. Pero si lo combino con una buena compañía, con una profunda plática, frente a la chimenea, es excepcional.

-

¿Cuál fue su primer regalo como enólogo?

-

Una Navidad me regalaron un estuche con 120 fragancias y cada día debía aprender a distinguir una diferente.

-

¿Tiene alguna alimentación especial?

-

Trato de no comer con mucho condimento. Yo fumo y no me molesta. En cuanto a mi trabajo, me aseguro de que las copas no tengan residuos, ni sabores u olores.

-

¿Cuál es el peor momento de un enólogo?

-

Cuando un vecino o amigo usa un perfume muy fuerte.

-

Newsletter
Ahora ve
Un recorrido por los ataques terroristas en los últimos años en Europa
No te pierdas