Miguel Rincón Arredondo

-
Jaime Santiago

Hace no muchos años, él y sus hermanos, apenas dejada atrás la adolescencia, montaron un negocio maderero en el estado de Durango, corazón de la producción forestal del país. Algo hicieron bien, por lo que se ve: hoy Grupo Industrial Durango (Gidusa) es un consorcio papelero que domina más de 80% de la producción de empaques de cartón en el país, y fabrica otros muchos tipos de derivados, como sacos de papel para cemento, maderas finas y, por supuesto, aglomerados como la melamina Ponderosa con la que fabrican esos muebles de Hermanos Vázquez.

-

Con ventas que rondan los $3,000 millones de pesos al año, Gidusa hace negocio desde que se corta el árbol hasta que se fabrica la caja. Es más, con los cambios a la Constitución y mucho dinero de por medio, en realidad abarcará desde la siembra misma, con la creación de los terrenos de explotación forestal.

-

Curioso: aunque la fabricación de papel es una de las industrias más depredadoras (por su uso y contaminación de enormes cantidades de agua), y aunque la siembra de árboles para explotación no es particularmente benéfica para la flora y fauna nativas, la empresa de Miguel Rincón es considerada como felizmente ecológica, según las autoridades. Argumentos como el hecho de que recicla 80% de sus productos le han granjeado a Grupo Durango varios reconocimientos: un verdadero triunfo de los publirrelacionistas, sí señor.

-

Los hermanos siguen trabajando en el grupo, como Jesús, que se hace cargo de la división forestal, pero el capitán es Miguel.

-

Él no es de esos tipos tímidos ni misteriosos, de hecho le encanta hablar de sus ventas y utilidades con la prensa. Sin embargo, por algún motivo no figura en el candelero de los empresarios nacionales, a pesar de que es también accionista y consejero (de los importantes) de Banco Nacional de México (Banamex). Es más, el duranguense es mucho más conocido fuera del país, sobre todo en Nueva York. Todos los del medio financiero lo conocen, y desde hace años es muy cuate de los dueños del Chase Manhattan Bank, se lleva de piquete de ombligo con David Rockefeller y es miembro del consejo del hoy Chemical-Chase en México.

-

O será que tal vez lo quieren por que ha sido un muy buen cliente. Desde 1993, cuando despegó con la compra de Empaques de Cartón Titán a Grupo Alfa, no ha dejado de adquirir una fabrica por aquí, una planta por allá, culminando no hace mucho con Ponderosa Industrial (antes de Pulsar, antes de Grupo Chihuahua), la mayoría de las veces apoyado con créditos del Chase, que nunca ha dejado de pagar ni esas cosas que le pasan a otros de sus colegas. Es más, durante 1994 Gidusa se dedicó a reestructurar sus pasivos en moneda extranjera, para ponerlos a largo plazo, como si Rincón tuviera un adivino de cabecera que le hubiese predicho con un año de anticipación el “error de diciembre”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El caso es que cuando todos se iban para abajo, Grupo Durango siguió aumentando ventas y utilidades, beneficiado en gran parte por la sustitución de importaciones y tranquilo en sus finanzas. Incluso, hace apenas un mes cerró la compra de la papelera estadounidense McKinley Paper... como en los buenos tiempos del salinismo, pero se supone que a Rincón no le pasará lo que a Vitro con Anchor Glass o a Synkro con Kaiser-Roth.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×