Milito, luego cobro

-

Empleado de Luz y Fuerza del Centro

-

Luego de 26 años de trabajo en la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, Juan ha logrado en su puesto de técnico de mantenimiento de líneas una jornada de ocho horas, seis días a la semana, a cambio de un salario de $120 pesos diarios. Tiene otras prestaciones como tienda gremial, 20 días hábiles de vacaciones, servicio médico y ayuda para útiles escolares.

-

Este afiliado acude a las marchas para protestar por la privatización del sector eléctrico y el alza de tarifas. Dice que aunque es obligatorio, también lo hace por conciencia: “Por más que nos beneficie no es justo que el pueblo pague más por un servicio que es totalmente necesario.”

-

Renuente a hablar con Expansión, debido a que “el sindicato no nos lo permite”, el hombre de 48 años y con cuatro hijos, considera que el SME ha logrado para ellos un mejor nivel de vida gracias a que “somos un sindicato fuerte y combativo”; si requiere faltar a su empleo, le “hacen la valona”. Cuando se le pregunta si aún existe la venta de plazas y qué opina de sus líderes, sólo se encoge de hombros: “No sé, nada más me falta un año para jubilarme y no me meto en problemas.”

Ahora ve
No te pierdas