Minita de oro

Coleccionar tarjetas es un pasatiempo cada vez más popular; se cotizan hasta en $15,000 pesos.
–LE

Fernando Jiménez viajó hasta Guadalajara con una sola idea. Permaneció 10 días tratando de negociar. La primera oferta que hizo no convenció a su interlocutor; vino la segunda, luego otra y otra más. Finalmente logró su objetivo: hacerse de una tarjeta telefónica, por la que pagó $3,000 pesos.

- -

La había visto por primera vez en una exposición y, de inmediato, algo llamó su atención. El chip no estaba en la parte frontal de la mica, como en todas las tarjetas mexicanas, sino en el anverso. Esa era su peculiaridad, lo que la hacía distinta a las demás y por la que valía la pena hacer hasta lo imposible. "No me arrepiento de haberla comprado", asegura a tres años de distancia Fernando, uno de los 6,000 coleccionistas de estos objetos que se calcula hay en México.

- -

Su afición comenzó hace casi 20 años con timbres postales, abonos de transporte, ceniceros y plumas. El gusto por las fichas telefónicas llegó hasta 1996.

- -

Para entonces, muchos de los primeros diseños mexicanos habían ido a parar a otros países con gran tradición en acumular cosas raras, como Alemania, Italia y Holanda. "Hoy, encuentras en sitios de internet que una persona en Francia vende una tarjeta mexicana de las primeras que circularon [las de banda magnética, con teclas azules y sin flecha], hasta en $1,500 dólares", comenta el entrevistado.

- -

El coleccionismo de estos plásticos se extiende a más de 80 países. Hay sistemas, como el francés, que prohibe a las empresas que los producen emitir una edición menor al número de coleccionistas, para asegurar que cada uno de éstos obtenga al menos una. En cambio, "en México no tenemos una cultura en ese sentido", lamenta Jiménez, quien ahora preside la Asociación Mexicana de Coleccionistas de Tarjetas Telefónicas (Amcott).

- -

Se dice que hay colecciones de hasta 70,000 tarjetas en el país. Existen subastas en internet, sofisticadas tiendas virtuales y, por si fuera poco, se realizan dos exposiciones anuales de tarjetas telefónicas en el Distrito Federal.

-

Newsletter
Ahora ve
La historia del bebé que nació con 4 piernas y 2 columnas vertebrales
No te pierdas