Minutos de lujo

-

Si rompió la alcancía y no sabe qué hacer con su fortuna, si quiere sorprender a la mujer de su vida, si es amante del deporte... o si se quiere permitir un “señor” capricho, la solución está en Suiza. Y no nos referimos a unas vacaciones en la nieve.

-

En 1860, Heuer y familia crearon el primer reloj deportivo de la que se convertiría en una de las más prestigiadas firmas de relojería. Hoy en día, gracias a su fusión con el grupo TAG en los años 80, TAG Heuer puede presumir de ser la quinta compañía suiza en facturación y de estar presente en más de 120 países.

-

Si bien actualmente se presenta como la reina del reloj deportivo, la firma tiene ahora el objetivo de tender a la sofisticación. “A nuestros valores, como la dinámica, la fuerza y la resistencia del producto, añadimos el dominio de la calidad del reloj y el amor al detalle –explica Marcus Stadelmann, director regional para las Américas de TAG Heuer–. Eso es lo que nos diferencia de otras marcas y la manera como tendemos a la sofisticación.”

-

Pero la idea de sofisticación la dan también una publicidad selectiva, el precio, los puntos de venta y la clientela. Imposible comprar un TAG Heuer por menos de $7,000 pesos; imposible –en principio– encontrarlo fuera de una joyería de lujo o una relojería especializada... Algo más fácil: encontrarlo en la muñeca de Steven Spielberg o de Elton John. Y es que más que de relojes, se habla de joyas. No todos vemos la hora con los mismos ojos.

Ahora ve
No te pierdas