Misma ciudad, otra gente

Al pasar a Texas Pacific Group, la planta de Motorola espera crecer
GRT

Después de 31 años de haberse instalado en la capital jalisciense, la planta de Motorola fue vendida, junto con otras seis operaciones de manufactura que forman parte del grupo de componentes de semiconductores (SCG, por sus siglas en inglés), al Texas Pacific Group (TPG). Según el director de la planta, Ángel Cifuentes, la transacción cierra una etapa para empezar otra más promisoria.

-

Según explica, Motorola decidió vender el SCG a TPG para que el negocio siguiera creciendo. La operación –estimada en $1,600 millones de dólares– implica la creación de una empresa independiente, pero cuyo personal y cuerpo directivo serán los mismos. “Estamos dejando la casa de los padres para salir a crecer”.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Inmersa en un proceso de transición que durará 120 días –a partir del 11 de mayo–, la misma regla aplica a la que todavía es la planta de Motorola de Guadalajara, la cual conservará sus 1,700 empleados, su cuadro gerencial y todos sus sistemas de trabajo. “Lo importante es que el negocio se queda en la ciudad para crecer”, recalca Cifuentes, con una trayectoria de 16 años en Motorola. En lo que va del año, se han invertido $10 millones de dólares para ampliar las actuales líneas de producción, además de otros $60 millones para la construcción de una segunda área que generará entre 250 y 300 nuevos empleos. Con esos proyectos, más los que se aprueben en lo que resta del año, espera que la operación a su cargo llegue a representar 20% del negocio del nuevo grupo y su principal planta de manufactura en América Latina.

-

Ahora ve
Estudiantes se retiran de su ceremonia de graduación, en protesta contra Pence
No te pierdas
×