Monsiváis en su tinta

-
Marco Antonio Cuevas

La siguiente charla tuvo lugar en casa de Carlos Monsiváis, territorio de gatos y de libros.

- -

¿A qué personajes de la historia le hubiera gustado conocer?
-Muchísimos: San Pablo, Sergei Eisenstein, Oscar Wilde, Pier Paolo Pasolini, Greta Garbo (¡aunque hubiera sido sólo por un segundo!), Bette Davis y don Benito Juárez, por mencionar algunos.

- -

¿Qué es lo más importante para usted en este momento?
-¿Profundamente importante y obsesivo? Tener tiempo para leer los libros y ver las películas que he comprado y que se me alejan, aunque estén en mi casa, simplemente por el trabajo.

- -

¿Cuáles son las tres primeras cosas que haría si fuera elegido Presidente?
-La primera, organizar para el día de la toma de posesión un carnaval en donde cada mexicano se disfrazara del personaje que más detesta; sería muy interesante ver a millones disfrazados como el Presidente anterior, como su vecino, su marido… La segunda, obligar a que todos los discursos que se pronunciaran en esa solemne ocasión fueran cantados; y la tercera, una vez con el carnaval en su apogeo, firmar mi renuncia irrevocable. Mi mandato duraría 24 horas.

- -

¿Qué opinión le merece el concepto "moda"?
-La moda actual es la masificación de la voluntad de crear obras de arte. Cada persona, en la medida en que se obsesiona o se involucra con ella, tiene el deseo de ser una obra de arte. La moda, al mismo tiempo, masifica esa voluntad y la frustración de las personas porque nunca serán obras de arte.

- -

La bondad, que es la condición de ser no sólo muy bueno sino de estar muy bueno, ya se ha disparado de tal manera, que si todas y todos están buenísimos ya casi nadie lo está; eso me parece un hecho de la vida contemporánea.

- -

Cuando sale a la calle, ¿cómo se transporta?
-Como puedo. Yo tengo un respeto profundo por la vida humana, que me llevó a no manejar. Si hubiera conducido, bueno, ya no estaría conversando con usted, pero tal vez sobre la conciencia de mi cadáver pesaría otro, producto de mi ineptitud en el volante. Busco transporte donde lo hay: taxi, metro… Confieso una limitación: el microbús; también respeto mi vida y por eso no subo a microbuses, además no me gusta ser asaltado muchas veces en el día.

- -

¿De qué manera suele divertirse: le gusta salir ?
-Hay muchas formas. Con los amigos recordando a otros amigos; siempre que los amigos recordamos a otros amigos, la diversión fluye; quizás el otro amigo no se sentiría tan divertido oyéndonos, pero eso es uno de los convenios internacionales de la amistad. Me divierto mucho también observando las pretensiones de los políticos; con las entrevistas de toda índole en la televisión; con algunas películas: siempre me divierten Joaquín Pardavé, Tin-Tán, los hermanos Marx y Buster Keaton.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los premios, ¿le quitan el sueño?
-Me importan, pero no me quitan el sueño. En todo caso, lo que quita el sueño son los premios a los demás; los dirigidos a uno son motivo del más profundo y deleitoso encuentro con la almohada. Cuando me han tocado, los he interpretado como una muestra de generosidad para la que no tengo otra respuesta que procurar no atribuirle la mayor importancia, si no yo estaría en deuda y andaría por la calle abrumado con las gratitudes, y no podría, incluso, levantarme de la cama, con lo cual sí se me quitaría el sueño.

-

Ahora ve
El mundo está “perdiendo la batalla” contra el cambio climático, alerta Macron
No te pierdas
×