Monterrey. ¿Adiós a las chimeneas?

La capital neoleonesa ha sido vanguardia industrial en México. Ahora los regiomontanos también apu
Gerdo Moncada / Monterrey

Por más que es un hecho consumado, no es fácil dejar de preguntarse cómo una ciudad enclavada en una región inhóspita logró colocarse como uno de los sitios más atractivos para los negocios en América Latina.

- -

La infraestructura de Monterrey es de primer orden. En energía eléctrica se encamina a un superávit para 2004, es la única ciudad latinoamericana que recicla 100% de sus aguas residuales, tiene una larga tradición en el uso de gas natural, cuenta con la mayor instalación de fibra óptica en el país y alberga a 47 universidades y 231 centros de capacitación técnica.

- -

En defensa del título

- -

Ciertamente, la infraestructura no lo es todo. Para Carlos Zambrano Plant, secretario de Desarrollo Económico, de nada sirve ésta si se vive como en un rancho. En respuesta a opiniones severas como la anterior se han creado jardines, plazas públicas, museos y parques temáticos en los últimos años. "Es parte de una administración pública moderna, tenemos que estar a la altura de cualquier otro país desarrollado", dice el funcionario.

- -

También se han definido vocaciones. Los modernos parques industriales están en Apodaca y la zona corporativa en San Pedro, con nuevas vialidades. "Competimos con otras ciudades por inversión extranjera y en rubros como exposiciones y convenciones, lo cual requiere de un entorno agradable, con cultura, entretenimiento y variedad de opciones", juzga Víctor Zorrilla, presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). Por ahora los regiomontanos pueden elegir entre ir a centros deportivos, zoológico, teatros o cines y, por la noche, asistir a los bares y restaurantes del Barrio Antiguo o participar en los bailes al aire libre frente al palacio municipal.

- -

Frente a una geografía poco favorable, la alternativa fue invertir en sus propias capacidades. Por más de un siglo esta ciudad ha sido un poderoso polo industrial, cantera de emprendedores. "Tenemos aptitud hacia los negocios y entendemos la cultura estadounidense, lo cual propicia la atracción de inversiones hacia la ciudad –afirma Zorrilla–. No sólo contamos con una clase empresarial positiva sino, además, con una base de trabajadores que desde hace un siglo han recibido un trato digno y capacitación adecuada."

- -

Zambrano asegura que los trabajadores tienen el mayor grado de educación en México, capacidad técnica y vocación para colaborar. "Tenemos más de tres años sin una sola huelga, en un estado con cerca de 15,000 industrias, 50,000 comercios y 50,000 empresas de servicios".

- -

En Nuevo León el producto per cápita es 1.8 veces el promedio nacional y el crecimiento del pib estatal suele superar al del país (este año se calcula en 2%, contra 0% nacional).

- -

Monterrey va en busca de un cambio cualitativo. "No buscamos industrias intensivas en mano de obra, esas épocas ya pasaron", advierte Zambrano, quien explica que en el estado existen 160 programas de maquila que representan 1% de la planta industrial local. "Queremos ponerle valor agregado a los productos", señala. Eso significa, según él, atraer empresas automotrices, de electrónica, telecomunicaciones, software, biotecnología, metalmecánica, plásticos y electrodomésticos, sectores en evolución con componentes de la nueva economía. "Queremos que el estado se oriente hacia nuevos sectores y se mantenga como líder de la industrialización de México".

- -

Territorio Tec

- -

Enrique Gómez Junco, creador de Celsol, firma fabricante de celdas solares que ahora se dedica a los sistemas de ahorro de energía, y Javier de Lope, estudiante de ingeniería industrial, son protagonistas de ese nuevo Monterrey. El segundo creó una empresa que fabrica marcos de madera con un procedimiento artesanal a cargo de obreros sordomudos (parte de las ganancias van al apoyo de estos discapacitados). Lo que tienen en común es que ambos jóvenes tomaron los cursos de formación de emprendedores del Tecnológico de Monterrey (Tec).

- -

"Buscamos desarrollar habilidades para acometer con éxito, no sólo en organizaciones comerciales o negocios, sino también como líderes sociales –dice Rafael Alcaraz, director de los programas para emprendedores de la institución, con duración de seis meses–. Que sea la persona la que proponga los cambios, identifique las posibilidades y visualice el potencial de crecimiento." De los 7,000 alumnos que Alcaraz atiende cada año, 10% implanta su firma al terminar el curso, otro 10% lo hace en el plazo de un año y hasta 25% antes de concluir su carrera. Entre cinco y 10 años después de dejar las aulas, la mitad de los egresados ya tiene una compañía propia.

- -

El logro es doblemente meritorio si se toma en cuenta la burocracia de las autoridades. "Todavía es muy oneroso establecer una empresa en Nuevo León –opina el presidente de Coparmex–. Hay demasiados trámites, lo cual es un obstáculo y fomenta la corrupción."

-

Newsletter
Ahora ve
Así fue el ataque cerca del Parlamento británico
No te pierdas