Más claridad en las <i>stock options</i

-

En 1999 la televisora de San Ángel decidió que era momento de reconocer el esfuerzo de sus ejecutivos, sobre todo después de superar la reestructuración financiera y operativa más profunda en su historia. Puso a disposición de los directivos más importantes 84 millones de sus propias acciones que, a los precios actuales, equivaldrían a $1,300 millones de pesos, para repartirlas ordenadamente  en los siguientes años. Pero hasta el 31 de diciembre de 2001 ningún título había sido entregado al personal. La explicación: Televisa no reconoció en sus estados financieros el costo de las acciones destinadas a sus empleados más destacados  porque se afectaría la generación de efectivo, uno de los indicadores más vigilados por los analistas.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En México, complementar el sueldo de los altos mandos con títulos de la empresa en la que laboran es una práctica poco socorrida. En muchos casos se sustituye con el pago de bonos, autos de lujo, educación de hijos, clubes deportivos, viajes, etcétera.

George Pino, director de la consultora Ingeniería y Administración Financiera, no revela nombres pero dice que la mayor parte de las compañías que utilizan este incentivo en el país no reservan una partida para enfrentar el costo por el efecto que provoca en el margen operativo. Otro especialista asegura que una alternativa contable que distorsiona los resultados es valuar las opciones a precios que no corresponden a las cotizaciones del mercado.

En marzo de 2002 la empresa reestructuró su plan de compensaciones e instituyó un fideicomiso para  resguardar las acciones, equivalentes a 4.5% de su capital, que serán asignadas hasta el primer trimestre del próximo año.
Ahora ve
El presidente de Colombia envía condolencias a México y ofrece ayuda
No te pierdas
×