Más exportaciones y subvaluación cambi

-

El abuso e imprecisión en el uso de conceptos económicos en los medios, ha contribuido en los últimos meses a generar más confusión en la opinión pública. Por ejemplo, la reciente discusión en torno al problema del "ahorro interno vs. ahorro externo".

- Esta cuestiona el modelo de desarrollo del sexenio anterior al que se le acusa de haberse sustentado excesivamente en la atracción de ahorro externo para financiar el crecimiento de la actividad económica, y se refiere a lo expresado en el PND, en cuanto a que la reactivación dependerá de la capacidad de generar un volumen de ahorro interno equivalente a 22.5% del PIB.

- Frente a esto, se ha propuesto una gran cantidad de medidas para incrementar el ahorro, como la elevación de las tasas de interés pasivas; el estímulo a los hábitos de ahorro entre la población; la eliminación de los créditos al consumo; la participación de los empleados en el capital de las empresas; la eliminación de los créditos del sistema privado a los estados y municipios; el mantenimiento del superávit fiscal; el aumento a los impuestos al consumo y a los fondos de pensiones.

- Si bien algunas de estas medidas son racionales en el contexto actual, el verdadero problema que enfrentará el gobierno para incrementar el ahorro es cómo estimular el ahorro privado al tiempo que la política macroeconómica seca sus fuentes originales.
El ahorro de una sociedad se define, en términos macroeconómicos, como la diferencia entre el valor ingreso/ producto nacional menos el consumo, es decir, el ahorro sólo puede existir cuando ésta ha podido generar un excedente de producción sobre la demanda de bienes y servicios; en términos microeconómicos, es el excedente de ingreso que el consumidor o la empresa poseen después de sus gastos en bienes y servicios.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Pero en una sociedad en donde la gran mayoría de los consumidores no ha satisfecho sus necesidades básicas y las empresas enfrentan una coyuntura donde las pérdidas predominan sobre las utilidades, resulta extraño que se pretenda aumentar el ahorro nacional con medidas que castiguen el consumo privado y la demanda agregada.
Por lo tanto, el incremento del ahorro interno sólo se logrará apoyando el crecimiento de las actividades productivas, generadoras de empleos e ingresos para los factores de la producción. Mientras, se seguirá dependiendo de los escasos recursos internos y de los ingresos externos, para lo cual será necesario mantener el esfuerzo exportador y la subvaluación cambiaria.

- En este punto cobra importancia crucial la eficiencia en la asignación de los recursos escasos del ahorro interno y externo captados por el sistema de intermediación financiera y sobre todo por la banca de desarrollo. Más vale una buena regulación que guíe y supervise con efectividad la asignación del crédito hacia las actividades prioritarias, que una desregulación que permita una normatividad "chiclosa y discrecional".

Ahora ve
Los humanos no son los únicos que luchan contra el cáncer de mama
No te pierdas
×