Mucha ciencia

Le puso emoción a los trajes de baño...ahora DuPont promete mejorar el planeta.
Roberto Morán

En los laboratorios de DuPont, un microbio “trabaja” para convertir la glucosa del maíz en un tejido parecido a la Lycra –la marca con la que se conoce al elastano–. Si la empresa logra bajar los costos de este “milagro” de la biotecnología, obtendrá más textiles a partir de materiales renovables, y menos del petróleo.

-

El principio es sencillo, según explican los investigadores de DuPont. Cada microorganismo es como “un saco” de sustancias químicas. Los principios de la vida se ponen al servicio de la industria. Una periodista alemana arrancó sonrisas veladas de los investigadores cuando preguntó si existía la posibilidad de que el microbio se escapara y contaminara el drenaje al estilo Frankenstein. “Hay muchos procesos biológicos hoy en día, partimos de la idea de que son totalmente seguros”, explica Charles Holliday, presidente de la firma.

-

Las posibilidades de la biotecnología tienen “muy entusiasmados” a los directivos de DuPont, como explica John Himes, vicepresidente de relaciones con inversionistas. El trabajo de los microorganismos servirá también para producir baterías a base de litio, más eficientes que las que se usan ahora, o para lograr los grados de miniaturización que exige la industria informática: Un ejemplo, las espirales del adn son más pequeñas que la fibra más delgada desarrollada por la industria, y pueden realizar movimientos mecánicos, útiles en circuitos integrados de computadoras –con este logro, DuPont tendría interés en aliarse con empresas como Intel–. Pero la parte más visible de la biotecnología es la manipulación genética de cultivos. Holliday señala que un grupo de investigadores en México, apoyados por la Fundación Rockefeller, ha añadido genes a algunas variedades de maíz y arroz para aumentar su tolerancia al aluminio, un contaminante de suelos que azota a los países tropicales.

-

Y en este aspecto es donde la revolución de DuPont –que ha cambiado de empresa química y energética a una basada en “los milagros de la ciencia”– atrae los debates. En la Unión Europea grupos de consumidores y ambientalistas se oponen a su uso, hasta que se estudien más sus efectos sobre la salud.

-

DuPont tiene por lo pronto una respuesta: “Si se modifican los alimentos sin informar al consumidor y sin darle alternativas, hay razones para la preocupación. Pero si damos la opción y la información al usuario, el debate cambiará”, dice Holliday. La empresa promete advertir en las etiquetas de sus productos en los casos en que exista modificación genética. Según Holliday, la biotecnología contribuirá a la meta de DuPont, de obtener 25% de sus ingresos de materias primas renovables para el 2010.

-

Por lo pronto, “las ciencias de la vida” representan 15% de los ingresos de DuPont. “Hablamos mucho de biotecnología porque de eso nos preguntan los periodistas”, aclaran Holliday y Himes. Las estrategias de crecimiento de la empresa hasta el año 2001 se basarán en las plataformas ya existentes, que van desde la producción de fibras como nylon o elastano hasta el desarrollo de semillas –DuPont acaba de adquirir Pioneer– y medicinas. Pero a partir del año 2002, la empresa espera obtener más ingresos de nuevas plataformas, más basadas en ciencias de la vida. Para ello, invierte uno $3,000 millones de dólares anuales en investigación.

-

Para México, DuPont ha anunciado que planea invertir $200 millones de dólares el próximo año, con lo que ampliará su capacidad de producción de poliéster. En el caso de la lycra y del genérico elastano todavía ve un enorme terreno por conquistar. Hasta el momento esta fibra representa sólo 1% de los textiles consumidos en el mundo, y si hace décadas le puso emoción a los aburridos trajes de baño, ahora se combina con algodón y otras fibras en prácticamente toda la ropa. También hay campo en otras marcas, como el Teflón o Sustiva –un farmacéutico para combatir el SIDA–.

-

Para difundir la diversidad de sus productos, DuPont acaba de lanzar una campaña mundial de anuncios en impresos y televisión que presentan en forma de “lista de pendientes” los logros y las metas de la empresa, desde la ropa térmica hasta los cultivos en el desierto.

-

La compañía fue fundada en 1802, poco antes de que los logros de la ciencia inspiraran la historia de Frankenstein.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Para su aniversario 200, DuPont planea reinventarse casi por completo. Como en la pregunta de la periodista alemana ¿acompañarán las referencias al monstruo a esta revolución?

Ahora ve
El deporte se une para ayudar a los damnificados del sismo en México
No te pierdas
×