México aún atrae miradas

A pesar de su baja competitividad, el país sigue siendo atractivo para las compañías multinaciona

Las perspectivas de inversión en México sufrieron pérdida de competitividad frente a mercados asiáticos, así como de un sector de exportación de desempeño deficiente, con las operaciones de maquila particularmente bajo presión. No obstante, los altos ejecutivos en las multinacionales continúan considerando al país como un destino altamente atractivo para la inversión extranjera directa (IED) e incluso la calificación acerca del mercado nacional se incrementó el año pasado.

-

México se ha ubicado en tercer lugar –después de China y la unión americana– entre las naciones preferidas por la IED, según resultados preliminares del último Índice de confianza en inversión extranjera directa. Esta encuesta anual, realizada por AT Kearney, registró un salto de seis sitios  en la posición del país, que el año pasado ocupó el noveno renglón.

-

Estados Unidos está cerca
Los inversionistas de la nación vecina encabezaron esta percepción mejorada de México, clasificándolo como el segundo lugar mundial más atractivo para invertir en el extranjero.

-

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte sigue impulsando la IED: de acuerdo con el sondeo, más de 40% de los inversionistas del otro lado de la frontera reportan una alta probabilidad de colocar sus negocios en México, y 30% ve el panorama nacional más positivo ahora que hace un año.

-

La relativa inmunidad del país a la turbulencia financiera prevaleciente en otras partes de América Latina también ayudó a mejorar su postura.

-

El flujo de IED aumentó casi 3% en 2002, para alcanzar $13,600 millones de dólares, excluyendo la compra en $12,100 millones de dólares de Banamex por Banacci-Citigroup (Estados Unidos) en 2001, que casi duplicó los montos de ese año.

-

Ojos rasgados
Sin embargo, México enfrenta una competencia significativa. Excepto los inversionistas de Estados Unidos y Canadá, la mayoría de los ejecutivos globales prefieren otros destinos de mercados emergentes. Los japoneses favorecen a China, Tailandia, Vietnam, Singapur, Taiwán y Corea del Sur, y los europeos a China, Polonia, Rusia e India.

-

La débil economía de la unión americana ha lastimado las plataformas de exportación de México, la apreciación del peso ha socavado su competitividad en el costo de la mano de obra y la industria de la maquila ha perdido más de 200,000 empleos en el último año. Sin la inversión suficiente para proveer de fondos a las mejoras en infraestructura, la posición  del país podría más bien desgastarse mientras los inversionistas optan por destinos alternativos para realizar avances en la productividad.

-

Los funcionarios locales pretenden aumentar la competitividad del país. El gobierno está buscando disminuir los costos del consumidor, reducir los precios de la mano de obra –quizás a través de la eliminación de los impuestos en la nómina, como parte del presupuesto de 2004– y elevar la inversión en maquila, bajando la tasa de interés a la que la inversión por depreciación es calculada por motivo de impuestos. Después de la reforma fiscal, la prioridad del gobierno será atraer desesperadamente la inversión necesaria al sector energético.

-

Brasil sube
El país sudamericano también es más atractivo para los ejecutivos globales este año. Se ha movido del lugar decimotercero el año pasado al noveno en 2003, según la investigación de AT Kearny. Después de la relativa estabilidad macroeconómica de esa nación, los inversionistas globales clasificaron su apoyo gubernamental de políticas promercado como el factor líder que posiblemente afecte la atracción de Brasil como depositario de inversiones extranjeras.

-

No obstante, cerca de la mitad de los ejecutivos globales encuestados consideró la inestabilidad regional como un factor que precisa ser tomado en cuenta. Las devaluaciones de la divisa a lo largo de la región, junto con las crisis nacionales en Argentina, Venezuela y Uruguay, se han sumado a las preocupaciones de los inversionistas sobre el futuro del ambiente de negocios.

-

Alrededor de 17% de los inversionistas globales reportaron ser más optimistas sobre Brasil que el año pasado. Pese a ello, uno de cada 10 se siente más negativo a propósito del país este año, revelando la volatilidad relativamente más alta en la percepción.

-

Mientras los flujos de IED a Brasil cayeron de $23,000 millones de dólares en 2001 a $17,000 millones en 2002, el declive de 26% de inversiones de Brasil fue más modesto en comparación con las pérdidas correspondientes de sus vecinos. El año pasado la IED cayó 69% en Argentina, 64% en Chile y casi 60% en Venezuela.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Las posturas mejoradas de México y Brasil también se beneficiaron este año por una tendencia mundial que indica la posibilidad de un futuro mejor para la inversión en los mercados emergentes que en los países industrializados. Por primera vez desde 1998, la mayoría de los 10 destinos más atractivos para los inversionistas corporativos en el extranjero está en aquellos, incluyendo China, Polonia, India, Rusia y Brasil. Cuatro mercados desarrollados –Francia, Italia, Canadá y Australia– se retiraron de la lista del top ten del año.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×