México, en el ojo del huracán

Debido a la volatilidad financiera internacional, la paridad del peso frente al dólar actúa como u
Luis Hernández Martínez

En múltiples ocasiones, al enfrentar el bombardeo de preguntas con respecto - al futuro de las finanzas nacionales, economistas y autoridades sólo atinan a - responder que, ante las decisiones del mercado –según ellos un ente extraño - y caprichoso, pero inteligente–, el único camino seguro es acatar su - veredicto y no caer en la pretenciosa soberbia del “yo sé más que él”.

- Sin embargo, los responsables de la administración pública mexicana, por - citar algún ejemplo, declararon desierta la subasta de cetes del 31 de agosto - pasado por considerar que el nivel de las tasas de interés llegó al terreno - de la “barbaridad” y no reconocía la “solidez” de las cifras - macroeconómicas.

- La decisión contradictoria a las políticas de libre mercado abrió la - herida y mostró que, bajo determinadas circunstancias, la inteligencia “suprema” - de los grandes capitales internacionales encuentra refugio en actitudes - dirigidas por el pánico y el nerviosismo, posturas muy alejadas del actuar - razonado.

- Héctor Chávez, economista en jefe de Santander Investment, ilustra lo - anterior: “Los inversionistas no están diferenciando y no lo hacen porque es - un efecto en manada. Está probado que cuando el Dow Jones se cae o las bolsas - de los países que conforman la región de los llamados mercados emergentes - latinoamericanos bajan, sus monedas, en lo general, se debilitan. De ahí que - México, a pesar de tener diferencias positivas importantes, experimente salida - de capitales.”

- Debido a la volatilidad y fragilidad financiera internacionales, la paridad - del peso frente al dólar actúa como un termómetro que mide lo caluroso de la - crisis, sobre todo porque la política cambiaria del país opera bajo un - esquema de libre flotación.

- Un elemento que funciona como ancla para retener a los capitales se llama - tasa de interés. En ese renglón, México sufre dolores de cabeza severos para - contrarrestar el sentimiento de desconfianza que cae como plomo sobre las - naciones del bloque emergente. Por ejemplo, en Brasil trabajan con una - inflación de 7%, mientras que sus réditos llegaron a 32%.

- “En México tenemos una inflación de 15% y las tasas en 40%. Entonces, la - salida de capitales de la región ha mostrado su impacto tanto en el tipo de - cambio como en las tasas de interés, situación que exigirá un ajuste en el - país para mantener un nivel saludable y atraer de nueva cuenta a los capitales”, - expone Chávez.

- La interpretación que la mayoría de los analistas económicos otorga a la - situación financiera internacional gira alrededor del fin de una etapa de - bonanza de largo plazo que experimentaron los países desarrollados en sus - bolsas accionarias.

- Los episodios de zozobra en Asia y Rusia –más los problemas que presente - Latinoamérica en el corto plazo– son el resultado de una crisis generalizada - de los mercados que antecede a una caída de la actividad económica mundial. - Así que, bajo un contexto global, las repercusiones para México son - inmediatas.

- Como el menor de los males –a decir de Ernesto O’Farril Santoscoy, - director general de Bursamétrica Management–, aparece el “descuento” por - adelantado que las plazas financieras nacionales efectuaron ante el esbozo de - un escenario de recesión mundial para 1999. “El nivel de las tasas de - interés de 40%, cifra que implica una tasa real exageradamente alta, el - incremento en el tipo de cambio que nos lleva, nuevamente, a tener un peso - subvaluado, más la caída de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por abajo de - los 3,000 puntos reflejan un descuento anticipado de recesión mundial”, - dice.

- Aunque para el directivo ocurrirán eventos de inestabilidad en Venezuela, - Argentina y Brasil, así como una profundización mayor del crac bursátil en - Estados Unidos y Europa, los mercados mexicanos no sufrirán en la misma - proporción porque sus niveles actuales “están exagerados”.

- El alza en el tipo de cambio se transmite directamente a los precios al - productor y consumidor con el consecuente impacto en las finanzas personales. - Sobre todo, porque los industriales y comerciantes nacionales importan bienes - intermedios y de capital para continuar el proceso productivo.

- Del monto total de las exportaciones mexicanas, según Pedro Venegas - Velázquez, analista del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para - México (CAPEM), 60% se conforma con importaciones. En ese sentido, la - economía nacional luce como una de las más vulnerables debido a su alta - de-pendencia de los productos del exterior.

- Para imaginar el tamaño de las afectaciones recientes, el especialista - menciona la relación estrecha que los países mantienen en la parte - financiera. En particular, porque permite que los fondos de inversión que - operan a escala mundial, en un solo día, resulten mayores a la reservas - internacionales del Grupo de los Siete.

- “De hecho –añade Venegas–, los cinco fondos de inversión más - grandes del mundo manejan el equivalente a 1.5 veces la economía alemana de un - año, medida en dólares. Además, los mercados mundiales de capitales sólo - permanecen cerrados entre una y dos horas dependiendo de la época del año; - pero casi las 24 horas hay movimientos de capital.”

- COSA DE FONDOS...
-
En términos de volumen, los flujos de dinero que pasan de una nación a - otra tienen la capacidad de derrumbar la economía de cualquier Estado en un - momento, ignorando el nivel de sus reservas internacionales o la estabilidad - supuesta que presente la estructura de sus variables fundamentales.

- Según los analistas consultados, la crisis actual que sacude a México - forma parte del costo que debe pagar por la apertura de sus fronteras. Sin - embargo, a pesar de los efectos negativos globales y su incidencia en las - cifras macroeconómicas, el país, dicen, ganó con la liberación de su - mercado.

- “Por lo pronto, los acomodos recientes ya los vimos: la salida de los - fondos de inversión extranjeros provoca la devaluación en la moneda y genera - incrementos importantes en las tasas de interés para reducir los efectos - inflacionarios y atraer más capitales a la economía”, expresa Federico - Abarca Reyes, director de mercado de dinero del Banco Nacional de París (BNP).

- No obstante, considera que la fuga de los capitales en México obedece a - factores externos que generan desconfianza sobre los países emergentes y - provocan una retirada general sin considerar la viabilidad económica de cada - nación. Así, aunque los gobiernos involucrados ofrezcan rendimientos de 50 o - 60%, el dinero no regresará.

- Al contrario, para los economistas y analistas internacionales, un - incremento desmedido en los réditos domésticos quedaría en el registro de - las calificaciones soberanas como un elemento negativo. Especialmente porque un - elevado costo del dinero afectaría los fundamentales de la economía.

- La valuación de los papeles para el sector financiero y para la gente que - invirtió sus recursos en el país, en caso de prolongarse el alza en las tasas - de interés para retener los capitales, enfrentará minusvalías importantes. - De hecho, el impacto de mantener un rendimiento elevado durante un periodo - exagerado resultará contraproducente y negativo para México.

- ¿IMPUESTO A LOS “GOLONDRINOS”?
-
Ante la salida desenfrenada de las inversiones bursátiles extranjeras, - algunos economistas y miembros de la iniciativa privada proponen un impuesto a - los capitales golondrinos. El objetivo: conservar las posiciones foráneas en - los portafolios nacionales y disminuir el efecto manada.

- Sin embargo, Manuel Robleda González de Castilla, presidente de la BMV, - explica que aplicar una tasa impositiva al dinero depositado en bolsa resulta - improcedente: “En el caso de los extranjeros –especifica– conviene - señalar que existe una práctica mundial de gravar el ingreso en el país de - residencia del contribuyente, por lo que es muy común que las autoridades - fiscales no graven a inversionistas extranjeros, ya que estos serán gravados - en su país de origen, lo cual se refuerza con la existencia de tratados para - evitar la doble tributación.”

- A decir del directivo, gravar las ganancias de capital arrojará un ingreso - fiscal relativamente bajo y se traducirá en una grave eliminación del - incentivo para las inversiones en las empresas listadas en bolsa. De hecho, - para Robleda, la tasa impositiva retendría una parte importante del premio que - corresponde al riesgo que corren los inversionistas por comprar acciones y - provocaría un ajuste en el precio de los títulos.

- La interrelación de los mercados financieros del mundo exige un grado mayor - de competitividad a los intermediarios bursátiles nacionales. De ahí que la - creación de mecanismos e instrumentos como el Mercado de Derivados (MexDer) - impulsen la diversificación de los recursos, con el propósito de atraer - capitales de características diversas.

- No obstante, el inicio de operaciones del MexDer está pendiente y su - filosofía para administrar de manera eficiente el riesgo y autorregular las - operaciones de sus participantes continúa como un buen deseo.

- “Cierto, pero la turbulencia financiera afecta a todos por igual, nadie - está exento. Involucra a todos los mercados financieros del mundo, pues ahora - no se distingue por el solo nombre de mercados emergentes”, asegura Deborah - L. Riner, economista en jefe de la American Chamber México.

- Para los inversionistas, asegura, todos los mercados son iguales, aunque “sabemos - que en la práctica no lo son. Cuando hay una huída se considera que todos son - iguales y no se tiene interés alguno en permanecer”.

- Para la especialista, la solidez estructural de la economía mexicana ayuda - a sortear la crisis sin pagar un costo elevado. Por ejemplo, las estimaciones - de la American Chamber prevén un crecimiento del PIB de 4.5% al cierre de - 1998, cuando un cálculo previo a la crisis mostraba un avance de 4.7%. Con - base en lo anterior, añade Riner, México paga una cuota menor con respecto al - tributo de Malasia, Corea o Rusia.

- DE REGRESO A CLASES
-
En los próximos dos años, los mexicanos vivirán los efectos de la - desaceleración económica originada, entre otros factores, por el menor gasto - que ejercerá el gobierno federal, particularmente en los rubros de la - educación y salud, y ello a pesar de la espiral de miseria que esto originará - para el país en el mediano plazo.

- De igual manera, las actividades que mostrarán el resultado de la - inestabilidad financiera de México son: las ventas a crédito –principalmente - de bienes duraderos como automóviles, refrigeradores o estéreos– porque, - con el incremento en las tasas de interés, aumentarán los plazos y las - mensualidades.

- Los artículos que tengan un alto porcentaje de insumos importados sufrirán - también una baja sensible en sus niveles de utilidad y alzas en sus precios. - Asimismo, las empresas enfrentarán dificultades para acceder a capital a - través del crédito o mediante la colocación de acciones en la BMV.

- El sector exportador, explica Ignacio Beteta Vallejo, director general del - Bufete de Promoción Industrial (BPI), observará tres efectos. Uno favorable - –por la devaluación del peso frente al dólar–, pero dos negativos, que - son: el menor crecimiento de la economía mundial y el nivel de competitividad - que alcanzaron los países del sudeste asiático con la depreciación de sus - monedas.

- “Un área favorecida –dice– será la industria maquiladora que, medida - por su nivel salarial en dólares, estará más barata con respecto a Estados - Unidos. Somos más baratos en mano de obra. No obstante, el sector de la - construcción será afectado por el alza en las tasas de interés y la - reducción del gasto por parte del gobierno federal para crear infraestructura, - principalmente a través de Pemex y la CFE.”

- El analista no prevé avances en los préstamos destinados a la compra de - casa de interés medio porque, debido al costo de los réditos, estarán muy - restringidos. En cambio, la construcción de vivienda de interés social - continuará a un ritmo armonioso, sobre todo si el Infonavit activa y destraba - los créditos.

- El sector bancario, para la mayoría de los analistas e industriales el - talón de Aquiles nacional, escenificaría la obra El Efecto Tequila II: si las - tasas de interés permanecen altas durante un tiempo prolongado, cientos de - usuarios cumplidos enfrentarán problemas de insolvencia nuevamente.

- Aunque la mayoría de los créditos importantes por su monto se documenta en - unidades de inversión (udis), el efecto inflacionario que genera la - devaluación del peso aumentará el costo de las mensualidades en el mediano - plazo y dificultará su liquidación. De ahí que los banqueros del país - sugieran, como la inversión mejor, el prepago de los préstamos hipotecarios y - la abstención crediticia.

- No obstante el culto a la globalización, existen elementos particulares en - cada país que amortiguan o alimentan la volatilidad internacional. Factores - como la inseguridad, el marco legal, las políticas fiscales y laborales, la - democracia, el sistema financiero, entre otros, actúan en determinado momento - como fundamentos de juicio y valor importantes para los inversionistas.

- Incluso, algunos banqueros como Ricardo Guajardo Touché y Adolfo Lagos - Espinosa, directores generales de Bancomer y Serfin, respectivamente, aseguran - que un alto porcentaje del impacto que México recibió en las tasas de - interés y en el tipo de cambio –quizá 75%– obedece a los titubeos que - surgieron para resolver temas de relevancia estructural en la economía.

- “De hecho –comenta Beteta– cuestiones como el Fobaproa; dar a conocer - el cuarto ajuste de las finanzas públicas, sobre todo porque el precio del - petróleo no repunta; acelerar la desregulación; continuar con el proceso de - concesiones y privatizaciones; avanzar con las reformas fiscal y laboral; - resolver el conflicto en Chiapas, y abatir la inseguridad en las calles son - factores importantes para crear un ambiente de inversión para el país.”

- Pero las solas reformas estructurales o los avances pequeños en las mismas - no bastan: urge divulgarlas entre las calificadoras y casas de bolsa - internacionales para demostrar, con hechos, el esfuerzo sostenido que México - emplea para convertirse en un foco de inversión atractivo en el mediano plazo.

- En particular, coinciden los especialistas consultados, porque Estados - Unidos, país que recibió la mayor parte de los flujos internacionales de - capital, acumuló una cantidad de ahorro interno que presionará sus tasas de - interés a la baja. Entonces los inversionistas, no obstante el riesgo que - conlleva, buscarán alternativas de rendimiento mejores en las naciones en - vías de desarrollo.

- Para Abarca, una vez que termine la crisis, México recibirá beneficios - importantes de inversión porque, para los analistas internacionales, ocupa el - lugar uno o dos en la lista de sus preferencias. Según el directivo, la - recomendación a los ahorradores nacionales –sin importar su tamaño– - descansa sobre las inversiones en pagarés a siete días y un seguimiento - estricto del mercado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- A su vez, Venegas expone que “debemos impulsar la producción del pequeño - y mediano empresario y ejercitar los derechos democráticos en el país. Es - decir, pegarle por todos lados para tener una influencia mayor tanto en la - parte económica como en la política”.

- En resumen, si bien la volatilidad internacional afecta las variables - financieras de México, bajo la aprobación y venia de la teoría de la - globalización, existen tareas internas pendientes por resolver que sólo - atañen a los diferentes actores económicos, políticos y sociales que - conviven en el territorio nacional. La tardanza y el desinterés aumentarán - exponencialmente el costo de la crisis.

Ahora ve
Esta es la única versión de ‘Despacito’ que nos faltaba: la de Donald Trump
No te pierdas
×