México en la mira

El nuevo gobierno en el banquillo del análisis internacional.

La importancia geoestratégica de México es más que evidente si se considera que el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) decidió celebrar, por vez primera, una reunión dirigida a un solo país –se realizan cada año a escala regional, además de la reunión mundial en Davos en enero–. Durante los próximos 4 y 5 de diciembre, la Ciudad de México se convertirá en un think tank de temas políticos, económicos y sociales alrededor de las nuevas expectativas y los viejos retos que afronta el país.

-

¿Por qué poner a México, justo en este momento, sobre la mesa de discusión? Responde Pedro Ralda, director de América Latina del WEF: “Lo teníamos pensado desde hace más de un año, por la creciente importancia global de México, pero consideramos que era mejor hacerlo con un nuevo gobierno, en vez del gobierno saliente. Obviamente no sabíamos quién ganaría las elecciones, y con el triunfo de la Alianza por el Cambio la reunión reviste un mayor interés.”

-

Durante dos días, en alianza con el Mexican Investment Board y con la presencia ya confirmada de Vicente Fox y su equipo más cercano de colaboradores, además de grandes empresarios internacionales y socios del WEF, se desarrollarán trabajos alrededor de temas como los siguientes: panorama financiero; qué sigue después del Tratado de Libre Comercio, México y la Unión Europea; México: puente de las Américas, paneles industriales (infraestructura, automotriz, servicios financieros y banca, energía, turismo, tecnologías de información).

-

Habrá mesas de discusión política, competitividad regional, agenda social, instituciones públicas, demografía, medio ambiente, responsabilidad social, educación, biotecnología e impacto de internet y las tecnologías de información. Asimismo, los participantes tendrán una cena con miembros del gabinete y una comida de cierre en Los Pinos con Fox.

-

Las metas del encuentro son proveer a la comunidad internacional de negocios, de una oportunidad para expresar preocupaciones y recomendaciones al presidente electo y su equipo, evaluar cómo se fortalece la industria mexicana para enfrentar la competencia internacional e identificar áreas y sectores clave que ofrecen buenas perspectivas de negocios a inversionistas extranjeros.

-

“Será un brainstorming, un intercambio de ideas”, señala Ralda. No esperamos que el gobierno explique su programa, sino, por un lado, darle la oportunidad de conocer las expectativas y visión del sector privado, y por otro, que los empresarios y socios del WEF conozcan al nuevo gobierno. Se trata de ver de qué manera podemos contribuir a hacer de México un mejor jugador global.”

-

Ahora ve
No te pierdas