Nahui Olin, literaria y dramática

-

En los 20, eso dicen, era la mujer más bella de la Ciudad de México. Y ella murió, en la miseria y en el misterio, tras sus legendarios paseos por San Juan de Letrán y los jardines de la Alameda, vendiendo las viejas fotografías de sus desnudos de juventud para comer y alimentar a su corte de gatos. Esa era Carmen Mondragón, bautizada por el Doctor Atl como Nahui Olin.

-

La leyenda fue rescatada primero por Adriana Malvido, en una insólita y poco tradicional biografía titulada Nahui Olin, la mujer del Sol –reeditada recientemente–, y ahora será llevada al teatro –esté pendiente– por la actriz Ariadne Pellicer, quien anuncia la dramatización de la historia de una mujer recordada hoy por su actitud desprejuiciada frente a la vida.

-

Para quien adore a las grandes mujeronas de la primera mitad del siglo –las Tinas, las Antonietas, las Fridas o las Lupes Marín–, Nahui es una protagonista  indispensable, “una loca poética, una loca –como señala el poeta Homero Aridjis– iluminada por el Sol...”

-

Con el pelo cortado a ras de la nuca, Carmen Mondragón fue una de las primeras “pelonas”, una suerte de “trasgresora profesional” a la que sin duda hay que conocer –sea a través del libro o del drama– para profundizar en un capítulo interesante de la historia cultural de México.

-

Newsletter
Ahora ve
La policía británica realiza arrestos significativos sobre el ataque en Londres
No te pierdas