Necesitamos una política estable

-
Arantzatzú Rizo

Corporación Geo fue una de las primeras constructoras de vivienda en entrar a la Bolsa Mexicana de Valores. Para el año entrante espera consolidar sus operaciones en Estados Unidos y Chile e iniciar negocios con empresarios argentinos.

-

¿Qué futuro le espera a la industria de la construcción?
La construcción está en una situación difícil desde 1995. Muchas de las empresas hicieron inversiones que después no pudieron capitalizar, ya que muchos de los proyectos que iban a consolidarse en cinco años se detuvieron. Esto afectó el esquema financiero de la mayoría.

-

Sin embargo, esperamos que para el año entrante tomen fuerza muchos proyectos retrasados desde 1995.

-

La vivienda es una historia aparte. Ha sido uno de los sectores que más ha crecido en los últimos cinco años. Si antes representaba 10% de los ingresos totales de la construcción, hoy alcanza 25%.

-

¿Qué tan seguro es el negocio de la construcción de vivienda?
Mucho. Empresas como nosotros hemos tratado de agilizar el desarrollo de viviendas, aunque necesitamos contar con el apoyo del gobierno y de las instituciones privadas y públicas. Los gobiernos estatales, el federal y las empresas debemos participar con programas, proyectos y créditos, para que no suceda lo de este año, que al INFONAVIT le sobraron $10,000 millones de pesos.

-

Es necesario que organismos como el FOVI e INFONAVIT tengan continuidad en su política, para que así aseguren nuestras inversiones en la adquisición de terrenos, materiales, etcétera.

-

¿Cuál sería la solución al déficit de vivienda?
Se requieren varias acciones: Continuidad en la política para garantizar las inversiones de las empresas; estabilidad en las reglas; incentivos al empresario; que el gobierno no sólo fomente, sino que se transforme en un aliado de la iniciativa privada; programas no sólo para la vivienda, sino también para la adquisición de terrenos, y fomento al ahorro.

-

¿Cuáles son las perspectivas para el año 2000?
La bursatilización de la cartera, del INFONAVIT y del FOVI. Pero no será sino hasta el 2010 cuando se vean resultados a esta estrategia. Lo cierto es que con ello se resolverá lo que hasta hoy es el cuello de botella: el financiamiento.

-

Para el 2010 podrían construirse más de un millón de casas al año, tres veces más que ahora.

Newsletter
Ahora ve
Kate del Castillo, una voz para alentar la denuncia
No te pierdas