Negocio con anestesia

Hay sólo dos franquicias odontológicas. Para abrir mercado, una de ellas provee hasta el dentista.

Luis Cordero tenía el reto de franquiciar una de las pesadillas más recurrentes no sólo para niños sino también para adultos. Su clínica, Dental Perfect, era como muchas otras el lugar a donde los pacientes llegaban con el temor de someterse a dolorosos tratamientos.

- Pero en los años 90 fue incorporando nuevas tecnologías que disminuyeran los malestares, hasta llegar a convertirse en pionera en México en el uso del rayo láser para curar una muela o colocar frenos dentales.

- “Tenemos una amplia gama de servicios con precios al alcance de un estrato social medio y bajo”, afirma Cordero, director de la franquicia, una de las dos odontológicas que operan México.

- Durante este año se formó Corporativo Arnog, la empresa que operará la flamante franquicia en México (hasta ahora tres franquiciados) y en Centro y Sudamérica. Con la estrategia de un dispensario, ha abierto sucursales en zonas donde la atención dental es limitada. El grupo quiere captar inversionistas, aunque no tengan un odontólogo disponible; ellos le proveen de uno capacitado por la misma empresa.

- El negocio ya rebasó la barrera del dolor. Antes de concluir el año abrirá otras tres franquicias, en Aguascalientes, San Luis Potosí y Querétaro.

- Dependiendo de los resultados en el interior del país los directivos de la franquicia analizarán la posibilidad de replicar el negocio en Costa Rica y específicamente en Guatemala y Honduras, donde ya tienen solicitudes para conocer la franquicia.

- En términos de demanda la empresa tiene todo para sí. “Vamos muy atrasados: mientras la tendencia mundial es el desarrollo de franquicias en el sector clínico, incluso en España hay más de 400 en nuestro ramo, aquí apenas somos dos sólo en odontología (la otra es Kids Dental Center) ”, advierte.

Ahora ve
No te pierdas