Nervios asegurados

La política y la fortaleza del peso afectan el negocio de New York Life en México
Hernán Iglesias-Illa / Nueva York

A Cynthia Valko, directora operativa de los negocios internacionales de New York Life, le gusta decir que Seguros Monterrey es la filial más grande, rentable “y la que a mí más me gusta”. La ejecutiva, sin embargo, de pie frente a una de las ventanas del piso 18 de la sede mundial de New York Life, en el mismo centro de Manhattan, admite que la subsidiaria mexicana crecerá este año menos que el promedio de sus colegas internacionales y que la fortaleza del peso y la incertidumbre política son los principales responsables de ello.

- Seguros Monterrey es la quinta empresa del mercado asegurador mexicano, con 10.7% de las ventas en seguros de vida individuales y 4.9% del total del sector. Este año prevé crecer 12% su facturación, para alcanzar los $7,000 millones de pesos en primas acumuladas. Pero este aumento es ligeramente inferior a 13% que crecerá, según los cálculos de New York Life, la división internacional, compuesta por nueve unidades de las que sólo México y Argentina están en América Latina. En 2004, las ventas de las unidades internacionales crecieron 7% con respecto al año anterior, Seguros Monterrey lo hizo a 6.1%.

- New York Life compró Seguros Monterrey hace cinco años, cuando la adquirió de Bancomer a cambio de $570 millones de dólares. Valko repite que las intenciones de su compañía en México son de largo plazo, y que la probable desaceleración de sus negocios en 2005 no alterará los planes de consolidación progresiva de Seguros Monterrey. La división internacional de New York Life, que comenzó en 1988 con la filial en Hong Kong, sólo empezó a entregar beneficios a la casa matriz hasta 2002, y el año pasado no superaron los $20 millones de dólares. “Tenemos paciencia”, afirma Valko, quien no dice qué tan rentable es Seguros Monterrey, pero reconoce que están en camino de recuperar el dinero invertido hace cinco años. México aporta alrededor de una quinta parte de los ingresos internacionales de New York Life, que a su vez representan poco menos de un cuarto de las ventas totales de la compañía.

- Como los clientes de Seguros Monterrey firman sus contratos con la empresa en dólares, la revaluación del peso en el último año y medio ha enfriado sus ventas. Y la perspectiva es que aún pueda hacerlo todavía más, con un consenso en el mercado de que la cotización del dólar podría descender en las próximas semanas hasta, por lo menos, los $10.50 pesos. Además del tipo de cambio, Valko admite que la indefinición política, de aquí hasta las elecciones presidenciales del año próximo, también está perjudicando las ventas de su empresa. “Cuando hay desorden político, vendemos menos, esto ha sido siempre así”, dijo la ejecutiva en junio pasado, frente a un grupo de periodistas latinoamericanos.

- Uno de los efectos de la incertidumbre, que comenzaron a notarse a principios de año con el fallido proceso judicial contra el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador –y probablemente se mantendrá hasta el final del proceso electoral–, es que muchos clientes de Seguros Monterrey han empezado a pagar sus aportes de manera mensual, y no anual, como hacían hasta ahora, como medida de prevención. Esto reduce el cash flow de la compañía. Valko, sin embargo, no alimenta temores y está plenamente confiada en que no ocurrirá en México lo que New York Life debió sufrir en 2002 en Argentina, donde sus ventas prácticamente se paralizaron por dos años: “México tiene una sólida infraestructura financiera, y ha atado su economía a Estados Unidos, por lo que no vemos un escenario similar”.

Ahora ve
La reina Isabel II visitó en el hospital a las víctimas del ataque en Manchester
No te pierdas
×