Ni en la Plaza Meave

Esmas.com inicia la venta de computadoras al mercado popular.
Luis Rodríguez Munguía

Prodigy logró sumar miles de usuarios con la venta de computadoras. -Esmas.com también lo pretende hacer, con la diferencia de apostar sólo por el -segmento de bajos recursos a quienes ofrece máquinas que cuestan aún menos que -las “hechizas” de Plaza Meave.

- En cinco días, Martín Reyes, jefe Comercial de Servicios de Internet de -Esmas.com, vendió 68 computadoras a manera de prueba entre los empleados de -Televisa. En seis meses el plan a nivel nacional es vender 100,000.

- Las computadoras son muy económicas, $2,499 pesos más impuestos, entre -otras cosas porque funcionan con un sistema operativo que no requiere pago de -licencias (Linux). El precio incluye el envío, 30 horas de internet -prepagado, soporte técnico y un año de garantía.

- Sin embargo, el negocio de Esmas.com, en el cual se han invertido $5 millones -de dólares, no está en la venta del equipo (el cual le dejará $33 millones de -pesos de ganancia si logran el primer objetivo), sino en los clientes que -contraten con esta compañía la conexión a internet.

- “El programa es parte del fortalecimiento del servicio de Esmas.com. Los -contenidos están sólidos pero el valor agregado es la apuesta que falta -consolidar”, explica Juan Saldívar, director general de la firma.

- El sitio tiene más de seis millones de visitantes al mes y al cierre del -año pasado sumó $23,563 millones de pesos de ventas. Pero estas cifras “no -son todavía un negocio rentable”. El directivo espera que los servicios, la -venta de contenido y el comercio electrónico sean la fuente de su rentabilidad.

- Los analistas prevén que este plan no representará ganancias considerables -para el Grupo Televisa, pero confían en que estas iniciativas ayudarán a -sanear las finanzas de esta subsidiaria que hace cuatro años recibió una -inyección de recursos por $80 millones de dólares.

Newsletter
Ahora ve
La estrategia de Rusia para presuntamente controlar a los medios
No te pierdas