No es capacitación: es Universidad

Liverpool ofrece educación superior y de posgrado a sus empleados.
Felipe Soto

7:30: Samuel Ramírez, jefe de piso en Liverpool Centro, enciende la computadora desde la cual estudia su licenciatura. En los 47 almacenes que esa cadena tiene en el país hay otros ocho estudiantes en línea, sentados junto a él en un salón de clases virtual. Discuten los tópicos de la lección e inclusive levantan la mano para hacer preguntas al profesor. No son los únicos: al mismo tiempo, 35 maestros imparten clases por este método a unos 850 empleados de la firma.

-

Desde hace un año, los trabajadores de Liverpool tienen su propia casa de estudios: Universidad Virtual Liverpool (UVL: www.uvl.com.mx) y es un caso ejemplar. “Decidimos ir más allá de la pura capacitación y ofrecer una carrera profesional en comercio a detalle o retail”, dice Alejandro Rojas, director de Recursos Humanos en la empresa. Y se fueron en serio: inclusive la sep reconoce la validez de los estudios y títulos que la institución ofrece. Esperan recuperar la inversión inicial, menor a $2 millones de dólares, en sólo cuatro años, 10:30: terminan las clases de Samuel Ramírez, puesto que en media hora empieza su jornada laboral. Desde hoy aplica sus conocimientos en la tienda: “Aprendo técnicas de venta, a analizar el mercado y desarrollo mi poder de crítica”, concluye.

Ahora ve
No te pierdas