No son maldiciones sino proyecciones

Las proyecciones económicas y políticas que hizo la CIA sobre AL no gustó a los gobiernos, especi
Guillermo Guajardo S.

Las agencias de Estados Unidos han generado proyecciones sobre las conductas futuras de diversas regiones y países, como América Latina y México. En este sentido, en los medios de comunicación tuvo un impacto importante las estimaciones de corto plazo que hizo Porter Goss, director de la CIA ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense. Los cálculos de la CIA señalan como puntos de inestabilidad la consolidación del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, las incógnitas sobre la sucesión de Fidel Castro en Cuba por el deterioro de su salud y los retrocesos que experimentarían las reformas fiscales, de trabajo y de energía, en México por la campaña presidencial de 2006.

-

Estas últimas proyecciones no fueron bien recibidas por las autoridades y legisladores mexicanos, quienes las consideran como una intervención. Sin embargo, no entienden la jerarquía que tienen esas prospectivas: el escenario mexicano es una línea después de otras prioridades del gobierno estadounidense como son el terrorismo de Al-Qaeda y los programas de armas nucleares de Corea del Norte e Irán.

-

No obstante, la reacción de las autoridades y legisladores también indica el escaso interés que tienen los latinoamericanos en elaborar escenarios prospectivos, es decir, proyectar conductas presentes hacia escenarios de corto, mediano y largo plazo, que es una herramienta fundamental para la toma de decisiones de gobiernos y empresas en América del Norte, Europa y Asia. La prospectiva permite identificar y describir impactos, alentar oportunidades, definir tendencias y seleccionar los futuros previsibles y las acciones necesarias para maximizar opciones deseables. Pero en México y en América Latina este tipo de análisis más bien se hacen para legitimar decisiones de política pública o propuestas electorales sin pensar en la toma de decisiones para modificar la realidad.

-

Por ello se le dio más atención a las estimaciones de corto plazo que al trabajo prospectivo hecho por el National Intelligence Council de Estados Unidos, Mapping the Global Future para el año 2020, elaborado con diversos organismos no gubernamentales como los proyectos Milenio de Naciones Unidas y de escenarios futuros de Shell International, este último muy reconocido por sus aciertos en anticiparse a diversas crisis.

-

 Para el Mapping se elaboraron aproximaciones de distintas regiones, que en el caso de América Latina se volcaron en el documento, en el cual se proyectó el olvido del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas así como la gravedad y relevancia política que tendrá la seguridad pública en el futuro.

-

En competitividad económica y de negocios se estimó que casi ningún país latinoamericano estará en condiciones de invertir en grandes proyectos de investigación y desarrollo, tanto privado como público, salvo Brasil que tendrá capacidades tecnológicas relevantes en producción industrial y defensa. De México no señala ninguna proyección importante en este campo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Sin embargo, lo anterior no es una maldición sino una proyección. México puede definir y maximizar opciones deseables para los siguientes años para enfrentar la reforma energética mediante capacidades de conducción hacia el crecimiento y el desarrollo; más importante que el traspaso de propiedad habrá que definir las estrategias en negocios, tecnología y fiscalidad para el petróleo, y no enojarse por proyecciones de otros ni esperar a que sólo “los mercados hablen”.
-
El autor es investigador Asociado de tiempo completo en el CEIICH de la UNAM.
Comentarios:
gmogsoto@yahoo.com.mx

Ahora ve
Estados Unidos anuncia sanciones contra 13 funcionarios venezolanos
No te pierdas
×