No todo es cartón

Pablo y Diego Elizarrarás

Después de trabajar en un kibbutz en Israel, los hermanos Elizarrarás aterrizaron en la empresa familiar, Todo de Cartón, que fabrica y comercializa empaques. Sus aportaciones más palpables son la puesta en marcha de un sistema de franquicias, mismo que ha permitido la expansión del negocio y la estandarización de procesos para lograr una mayor eficacia. Actualmente cuentan con cuatro tiendas propias y nueve franquiciadas y esperan cerrar 2002 con 12 más.

-

Ambos son, además, parte del Consejo Directivo de Naturalia, organización no gubernamental en pro de la conservación de las especies. Participan en conferencias sobre el compromiso social de los empresarios en ONGs y universidades como La Salle y la de las Américas (UDLA). En apoyo a los ecologistas de Guerrero, presos hace algunos años por oponerse a la tala ilegal de los bosques, trabajaron con el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La página en internet de Todo de Cartón se convirtió en un foro de denuncia y comunicación entre los interesados en el asunto. “Queremos mostrar que es posible generar buenos negocios dentro de un sistema de congruencia social, de compromiso y respeto al entorno.” En sus lecturas. Diego prefiere a Patrick Suskind, autor de El perfume y La paloma, y actualmente lee Otoño azteca, de Gary Jennings. Pablo opta por HP Lovecraft y actualmente lee Réquiem por la naturaleza, de John Terborgh.

Ahora ve
El Rolls-Royce Sweptail es el automóvil más caro del mundo
No te pierdas
×