Noticas

-

* Juego de estrategias
En la nueva fase que comenzó el pasado 30 de junio con el traspaso de poder, en Irak hay cinco actores que jugarán un papel importante en la estabilidad del país: Estados Unidos, Irán, Turquía, Israel y la insurgencia iraquí.  Según los expertos, Irán, Israel y Turquía se encuentran inmersos en un peligroso juego estratégico para manejar los hilos de la recomposición de Medio Oriente.

- Las pretensiones de Irán de imponer un régimen islámico en Bagdad son muy antiguas debido al rol histórico de Irak como centro teológico de los chiítas. Israel, empeñado en frustrar las pretensiones iraníes, apoya a los kurdos entrenando a unidades especiales. Por su parte, Turquía promueve una alianza con Irán y Siria, países con minorías kurdas, con el fin de impedir la creación de un Kurdistán independiente.

- * En puerta otra guerra civil
El proceso de paz en Sri Lanka entre el gobierno y los Tigres de Liberación Tamil se disuelve a marchas forzadas. Un reciente atentado suicida en la capital, el asesinato de dos parlamentarios de la etnia tamil y el creciente protagonismo del coronel Karuna, podrían ser indicios de conflictos internos y del comienzo de una nueva guerra de guerrillas. El gobierno de Chandrika Kumaratunga se rehusa a conceder la autonomía en las áreas del norte y del este del país, de mayoría tamil, condición impuesta por los Tigres para reanudar las conversaciones de paz. Según fuentes gubernamentales, la disidencia de Karuna es apoyada al más alto nivel y cuenta con la aprobación tácita de Estados Unidos. De no cesar los incidentes violentos podría reanudarse la guerra civil, que causó la muerte de más de 65,000 personas en los últimos 20 años.

- * Cuentas sucias
El Banco Riggs, institución que maneja las cuentas de varias embajadas extranjeras en Washington, es una gigantesca máquina de lavado de dinero. Así lo revela un informe del Comité de Finanzas del Senado de EU, en el que se demuestra que el Riggs ha tenido cientos de cuentas secretas, algunas controladas por el dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, y por el ex dictador chileno Augusto Pinochet. Entre los titulares figuran varios ciudadanos sauditas cuyos nombres se mantienen en secreto. En el caso de Obiang, éste tiene en el Riggs depósitos equivalentes a 58% del PIB de su país. Estos fondos podrían pagar casi tres veces la deuda externa guineana, que la CIA estimaba en $248 millones de dólares en 2000.

Ahora ve
Cuatro personas murieron por una estampida en la final del futbol hondureño
No te pierdas
×