Nueva historia

En manos de Todd Bradley está la tarea de regresar a la otrora Palm a la cúspide del mercado de lo
Andrés Piedragil Gálvez

Dicen que no se experimenta en cabeza ajena. No obstante, si aún no define qué tipo de asistente digital personal (PDA) representaría el regalo indicado para su pareja, quizá le interese saber que la esposa de Todd Bradley utiliza un equipo Zire, de la empresa palmOne.

- La referencia no debería pasarse por alto: este hombre es el presidente y director ejecutivo (CEO) de palmOne, una de las dos compañías en que se dividió la firma Palm Incorporated hacia finales de 2003. Decepcionar a su mujer con los productos que comercializa la organización que dirige es algo que el directivo seguramente no se permitiría. Satisfacer las expectativas de accionistas, analistas financieros y expertos tecnológicos ya es una misión lo suficientemente demandante.

- Sin embargo, en el calendario digital que incluye su sistema, la señora Bradley encontrará poco espacio para organizar unas vacaciones en pareja. Su marido enfrenta una agenda saturada de compromisos muy importantes: afinar la integración con Handspring; diseñar estrategias para devolverle la vitalidad a un mercado que parece estancado; desarrollar productos bajo un nuevo concepto tecnológico (sistemas que combinen las funciones de PDA, teléfono celular y dispositivo de acceso inalámbrico a internet), y definir planes para frenar el avance de los proveedores asociados con Microsoft.

- En entrevista con Expansión, Todd Bradley asegura que todos los puntos de la agenda se resolverán en forma favorable. A continuación algunos extractos de la charla con el CEO de palmOne.

- ¿Qué beneficios aportará la compra de Handspring siendo que antes se le consideraba como una poderosa rival?
Al adquirir Handspring hemos creado un proveedor totalmente especializado, un pure player en el ámbito del cómputo móvil. Además, la compra nos permitirá cubrir todo el espectro, así como la totalidad de los segmentos: desde el consumidor elemental hasta el cliente de negocios.

- Hacia el futuro, la consolidación de ambas organizaciones conseguirá que palmOne fortalezca su posición. Los usuarios no sofisticados que utilizan los sistemas más básicos (equipos basados en el uso de una plumilla) representan una porción del mercado con cifras de crecimiento interesantes; de igual forma, los teléfonos inteligentes constituyen otro de los nichos que avanzará de forma importante.

- Desde un punto de vista tecnológico, ¿qué valores aporta la adquisición de Handspring?
Proporciona muchos años de experiencia en el mercado; sobre todo en el desarrollo de sistemas PDA que integran funciones de voz. PalmOne compró capacidades en ingeniería realmente increíbles y fortalezas que permitirán desarrollar productos innovadores. En términos de visión estratégica, Handspring brinda conocimiento sobre los mejores mecanismos para trabajar con los operadores de servicios de telecomunicaciones [carriers]. En nuestra meta por convertirnos en un proveedor de soluciones de cómputo móvil, los carriers juegan un papel muy importante como canal, y la experiencia de Handspring será muy provechosa en ese sentido.

- Además, la firma recupera a Jeff Hawkins, el padre de la tecnología PDA según muchos.
Jeff brindará una extraordinaria visión en términos de desarrollo de productos. La incorporación de él y de otros talentosísimos expertos de Handspring, coloca a palmOne en una posición magnífica para crear soluciones de gran calidad, así como para seguir diseñando sistemas revolucionarios.

- La adquisición de Handspring, en sentido amplio, refuerza nuestra reputación como especialistas en cómputo móvil.

- La división de la compañía original en dos organizaciones independientes –palmOne y palmSource– ocurre en un contexto particularmente complicado: el mercado global de PDAS ya no muestra los impresionantes signos de crecimiento de épocas anteriores y los proveedores que apoyan el software de Microsoft están ganando terreno. El momento no parece el más adecuado para realizar una reestructuración tan importante.
Desde mi punto de vista, considerarnos como una organización de hardware [palmOne] y otra de software [palmSource] es una apreciación extremadamente simplista. Somos empresas que pueden ofrecer las mejores soluciones en materia de cómputo móvil, ya que contamos con las fortalezas necesarias para construir productos fáciles de usar y diseñados pensando en satisfacer cualquier tipo de necesidad. El momento de dividir a la compañía, y en nuestro caso adquirir Handspring, fue el mejor. Y aunque es cierto que firmas como Dell y Hewlett-Packard han ganado participación de mercado, la realidad es que Palm conserva las porciones más grandes del nicho. Nos alienta la competencia, pero es un hecho que seguimos siendo líderes en la categoría PDA.

- Frente a estos competidores, ¿qué factores le darán ventaja a palmOne?
Uno de ellos, quizás el principal, sería la habilidad para diseñar varias series de equipos, lo que nos permite plantear soluciones específicas por segmento e incentivar la migración hacia tecnologías más avanzadas. Un usuario puede iniciar con la línea más sencilla –como Zire, que está destinada al consumidor que apenas está sustituyendo su agenda de papel– y después avanzar hacia productos como los de las series Tungsten o Treo, que son sistemas más robustos. La capacidad de crear líneas de producto muy segmentadas tiene que ver con nuestra vocación por pensar, todo el tiempo, en qué más quieren llevar los clientes en su PDA: música, video, fotografías, acceso inalámbrico a internet, etcétera.

- Durante los próximos años, ¿cuáles serán las tendencias tecnológicas más relevantes en el ámbito del cómputo móvil?
Más posibilidades de comunicación y conectividad en los productos. Estos conceptos serán los que más interés despierten en el mercado. La empresa incorporará dichas habilidades en sus sistemas, pero sin descuidar la sencillez de uso para el consumidor. Eso es fundamental. El usuario solicitará más funciones para tener acceso inalámbrico a datos, conexión a distintas redes, servicio de correo electrónico y aplicaciones de mensajería instantánea.

- Los fabricantes de celulares son una nueva amenaza en términos de competencia. Estos teléfonos inteligentes ya incluyen las funciones y herramientas de un PDA moderno. Al poseer un celular actual, parece que el handheld resulta ya un equipo innecesario.
La empresa enfrenta a esos competidores desde hace mucho tiempo. Sin embargo, creo que sus productos son difíciles de usar y poco intuitivos. No es sencillo acostumbrarse a ellos. En cambio, palmOne, gracias a su experiencia tecnológica, diseña sistemas accesibles y fáciles de usar; contamos con un amplio catálogo de equipos y el apoyo de un gran número de aplicaciones disponibles, lo que permite satisfacer las necesidades del usuario, cualesquiera que éstas sean. Me parece extraordinario que compañías como Motorola y Nokia estén ingresando al mercado, pero creo que todavía tienen el reto de diseñar equipos que sean sencillos de utilizar y con funciones realmente interesantes y que brinden valor a los clientes.

- Hasta hace poco, Palm recibió duras críticas por parte del mundo financiero. Los resultados de la compañía no satisfacían las exigencias de los analistas y la prensa. ¿Cómo se siente con respecto a este entorno que cuestionará mucho sus decisiones y exigirá demasiado?
 Creo que la compañía está en un momento de oportunidades muy interesantes. Y aunque es cierto que el mercado no ha crecido como en épocas anteriores y que la firma pasó por un periodo muy complicado, la realidad es que palmOne es una organización próspera, con oferta tecnológica atractiva y visión estratégica.

- Además, irónicamente, durante los tiempos más difíciles, los productos de la compañía evolucionaron y se fortalecieron desde el punto de vista tecnológico: se añadieron nuevas funciones, la capacidad de memoria creció de manera significativa y la legibilidad de las pantallas mejoró notablemente, entre otros avances.

- En general, la empresa está muy bien de salud, por eso fue posible adquirir a Handspring. Ahora hay que fortalecer el foco con el cliente, continuar la innovación tecnológica y mejorar la posición en el mercado.

- La era Bradley inicia en palmOne. ¿Qué actividades ocupan los primeros renglones del to do list (tareas pendientes) de su PDA?
Número uno: motivar el crecimiento del mercado del cómputo móvil. Hacer todos los esfuerzos posibles por ampliar el tamaño del segmento; implica convencer a los usuarios de que los sistemas básicos son la puerta al mundo de la movilidad.

- Número dos: educar al mercado sobre las múltiples actividades que se pueden realizar con nuestros equipos: desde la simple organización de la agenda personal hasta el uso de una aplicación que contribuye a mejorar la operación de un negocio. Es muy importante que el consumidor entienda todas las bondades que posee su sistema y las explote al máximo.

- Número tres: trabajar muy de cerca con los carriers, ya que esas compañías juegan un papel estratégico en el desarrollo del mercado del cómputo móvil. Son un eslabón importantísimo.

- Cuatro: traer a la compañía a las personas más inteligentes del mundo.

- ¿Qué opina de las aplicaciones basadas en el sistema operativo de Microsoft, como Windows for Pocketpc?
Los programas que no están basados en el sistema operativo Palm (Palmos) no son intuitivos. Me parece que son aplicaciones poco amigables para el usuario común y esa no es una dificultad menor. Por otro lado, tienden a operar en equipos muy caros. He probado algunos sistemas interesantes en términos de su combinación de funciones, pero creo que todavía no consiguen una convergencia total, o al menos una accesible para el consumidor promedio.

Ahora ve
No te pierdas