Nuevos conquistadores

Mientras los bancos mexicanos intentaban resolver sus problemas de cartera vencida, los tres extranj
Ulises Hernández

Para muchos en el sector financiero, los últimos dos años sólo vinieron a profundizar el estancamiento de la banca. El debate del Fobaproa, el triple recorte presupuestal (ocasionado por la caída de los precios del petróleo) y la volatilidad financiera internacional dificultaron, aún más, la reactivación del negocio bancario.

-

Pero mientras algunos asumían una actitud contemplativa, los tres principales bancos extranjeros que operan en el país – BBV, Santander y Citibank– empezaron a calentar los músculos y a prepararse estratégicamente para lanzarse a la conquista de nuevos clientes y aumentar su participación en el mercado bancario mexicano.

-

Equipados con menores índices de cartera vencida, mayores provisiones de reservas y mejores niveles de capitalización que sus contrapartes mexicanos, los tres bancos foráneos se han propuesto incrementar su cuota de mercado a partir del año entrante, cuando algunos analistas prevén que mejorarán las condiciones económicas para otorgar créditos.

-

En los últimos 24 meses, las tres instituciones han invertido cientos de millones de dólares para expandir su red de sucursales, desarrollar nuevas tecnologías y capacitar a su personal, lo que constituye un franco desafío para los bancos mexicanos.

-

Los intermediarios extranjeros estudian varias posibilidades para acrecentar su presencia en México. Los españoles BBV y Santander analizan la conveniencia de comprar bancos emproblemados bajo la supervisión de las autoridades, como Serfin y Bancrecer, mientras el estadounidense Citibank –que recientemente adquirió Banca Confía– se dice dispuesto a adquirir carteras de crédito de sus competidores.

-

Todo ello supone grandes retos para las instituciones mexicanas. Banamex y Bancomer, los dos líderes en cuanto a captación de depósitos –con aproximadamente 20% del sistema cada uno–, podrían toparse de la noche a la mañana con un rival de su mismo tamaño, si alguno de los dos bancos españoles adquiere Serfin.

-

Pero los planes de BBV, Santander y Citibank no se centran exclusivamente en lo cuantitativo. Aunque cada uno ingresó al mercado mexicano con estrategias diferentes y atacando segmentos distintos, ahora los tres grupos bancarios están modificando su vocación original y orientando sus negocios hacia la llamada “banca universal”, en concordancia con la tendencia internacional.

-

La idea es constituir una banca integral que ofrezca una amplia gama de servicios financieros a diversos tipos de clientes, a partir del establecimiento de sinergias entre las subsidiarias que componen cada grupo. Esto, además de permitirles conquistar otros segmentos del mercado, les generaría economías de escala. 

-

De acuerdo con entrevistas con sus respectivos directivos en México, los tres bancos alinearán sus estrategias y ofrecerán a la vez servicios de banca de menudeo, banca empresarial, banca corporativa y banca de inversión, además de seguros y fondos de pensión, entre otros servicios financieros.

-

Los marcianos llegaron ya
“Nosotros no hemos venido a México para ser un banco de 200 oficinas que hace las cosas muy bien. Hemos venido para hacer un proyecto interesante de banca global”, afirma Vitalino Nafría, director general de Grupo Financiero BBV–Probursa.

-

“Queremos ir más allá de ser un banco extranjero importante en México: queremos ser un banco local que abarque mucho más en términos de productos y clientes”, asegura a su vez Julio A. de Quesada, director general de Grupo Financiero Citibank México, institución que tradicionalmente había enfocado su negocio en la banca corporativa.

-

¿Deberían preocuparse los bancos mexicanos por la nueva dosis de competencia que se avecina? ¿Existe el riesgo de que sean derrotados y eliminados del mercado?

-

Analistas consultados en México y Nueva York dudan que los bancos extranjeros puedan borrar de un plumazo a sus contrapartes mexicanas, quienes a lo largo de los últimos años han tenido que fortalecer sus balances por instrucciones de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

-

Los especialistas señalan que los bancos nacionales siguen de cerca los movimientos de sus competidores y están preparándose para enfrentarlos. Además, citan algunas de sus ventajas sobre los extranjeros como el conocimiento del mercado y la confianza de los clientes.

-

Pero también indican que el ambiente económico que ha prevalecido en México desde la crisis de 1995 no ha permitido a los extranjeros demostrar todas sus capacidades. Y subrayan que detrás de los tres bancos existen infraestructuras financieras de grandes dimensiones que soportarían cualquier proyecto.

-

Los tres gozan del respeto de sus competidores, tanto en sus respectivos países como en el plano internacional. Santander y BBV son los grupos líderes de la banca española –ocupan el primero y segundo lugar, respectivamente, en cuanto a monto de activos– y ambos tienen presencia en Europa y cuentan con extensas redes en América Latina.

-

Citibank, en cambio, posee un alcance global, pues al pertenecer al megaconsorcio de servicios financieros Citigroup, mantiene presencia en más de 100 países del mundo.

-

“Definitivamente, estos tres bancos van a ser jugadores importantes”, comenta Rafael Bello, analista de bancos latinoamericanos de la correduría neoyorquina, Morgan Stanley Dean Witter.

Newsletter
Ahora ve
El grupo terrorista “ISIS” se atribuye ataque al Parlamento en Londres
No te pierdas