Objetos del deseo

<i>Barbie</i> da trabajo a 41 empresas mexicanas.
Roberto Aguilar

Una estilizada muñeca que nació en 1959 se convirtió en el juguete favorito de las niñas del mundo. Se calcula que desde su surgimiento la producción suma un billón de figuras. Pero el negocio no se limita a la venta del juguete; otra opción es autorizar a diversas compañías la explotación comercial de la imagen de Barbie en ropa y accesorios, productos personales, hogar, publicaciones, papelería, artículos deportivos, electrónicos y dulces.

-

Datos de Mattel, la empresa propietaria de la marca, revelan que los objetos de consumo han triplicado sus ventas en los últimos tres años. En este segmento, México se coloca como uno de los líderes, superado sólo por Estados Unidos y Reino Unido. Al cierre de 2001 la compañía juguetera registró ventas por $4,800 millones de dólares, de los cuales 46% provinieron de la división de niñas a la que pertenece la muñeca.

-

El catalogo de licenciatarios en México está conformado por 41 distintas firmas que fabrican calcetines, bolsas, mochilas, armazones para lentes, agendas, globos, dulces, toallas, bicicletas, trajes de baño y revistas, entre otros. Las expectativas de este grupo son alentadoras: cada año se lanzan 50 modelos diferentes de muñecas Barbie; con el regreso a clases se estima que 10% del mercado objetivo –niñas entre cuatro y 10 años– usarán una mochila de este personaje y, por si fuera poco, se calcula que en el país cada minuto se venden en promedio seis unidades.

Ahora ve
No te pierdas