Ojos azul fotoshop

-

Liv Tyler, explica un amigo, no puede ser natural, fue hecha con fotoshop. Más allá de la belleza de Liv, la idea en sí dice mucho del mundo en que vivimos: lo artificial y prefabricado, aquellos muchachos de plástico de los que hablara Rubén Blades en un célebre tema ochentero. Lo natural siempre es perfectible; así, el mar de Cancún es tan azul que parece artificial, fue creado por un invento humano llamado Dios para ejecutivos metrosexuales y mujeres de Siliconia, ese país de amazonas de senos impresionantes y endurecidos, que no responden a ninguna ley natural, ni siquiera a la de gravedad. (Pero Siliconia es tema de otro Hembrújula). Y para que hagan juego con ese mar, los ojos de las modelos que anuncian esos hoteles deben ser azules, pero no del azul natural de unos ojos azules, sino del que se obtiene fotoshopeando la imagen.

-

Un diseñador gráfico con una Macintosh y tres programas de computadora pueden darle el matiz que desee a ojos y piel, quitar kilos, manchas, arrugas y hasta años. También puede armar una incomparable puesta de sol en Vallarta, hacer de un charco un paradisiaco lago, o darle al puerto de Veracruz el azul del Caribe que siempre le faltó por caprichos del Golfo. Y lo peor es que todos, hasta los conocedores de estos mecanismos, podemos ser víctimas de este hechizo que nos vende un mundo engañoso.

-

Esta belleza artificial hace más vendibles todas las falsas promesas que se nos meten hoy a los ojos a toda hora y enajenan nuestra vida, gustos y elecciones para convertirnos en sujetos-zombies de la publicidad, atraídos siempre hacia modelos y productos falsos y artificiosos, como esas modelos de ojos azul fotoshop que nunca encontraremos simple-mente porque no existen. Y cuando existen y accedemos a la remota posibilidad de mirarlas de cerca, nos damos cuenta de que son, generalmente, como la mayoría de los mortales, seres atribulados de soledad, con unos ojos opacos y cansados de buscar algo en el mundo que sea real y duradero y que cumpla con lo que promete.

-

Andrés Jorge/ajorgego@hotmail.com

Ahora ve
No te pierdas