Operación juguetes

La Secretaría de Economía podría reducir los impuestos de 75 categorías de juguetes chinos.
Fernando Ramírez

No hay de otra: hay que jugar de la mano de China, ésa es la estrategia que emplearán los jugueteros para darle la vuelta a la crisis por la que atraviesan e incrementar así sus menguadas ventas. La Asociación Mexicana de la Industria del Juguete (Amiju) y la Secretaría de Economía (SE) preparan un decreto para reducir los impuestos a la importación a 75 categorías de productos relacionados con la industria nacional.

- La lista incluye trenes eléctricos, videojuegos, naipes, patines para hielo, aparatos mecánicos y electromecánicos para ferias, triciclos y ábacos. Además, partes como subensambles eléctricos y electrónicos, prendas para vestir muñecas y motores exclusivamente para montarse en juguetes. “Esas categorías no se fabrican en México y complementarían nuestras líneas de producción”, dijo Miguel Ángel Martínez, presidente de la Amiju. La reducción de los gravámenes será diferente en cada una de las 75 categorías. Actualmente, los impuestos aplicados van de un rango de 10 a 20% y se estima que podrían ubicarse entre 15 y 0%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Dicha estrategia parece ser un pequeño bálsamo frente a la crítica situación de esta industria: en 1990 existían cerca de 300 empresas productoras en México, hoy sólo quedan 80. También la SE abrirá un cupo para permitir a las firmas que tengan plantas en México la importación de juguetes, con cero aranceles, por un monto equivalente a 40% del promedio de sus ventas anuales de 2003 y 2004. Martínez estimó que el cupo no rebasaría el equivalente a $50 millones de dólares en el primer año de la entrada en vigor del decreto.

- El fin es buscar que las empresas mexicanas puedan adquirir a precios internacionales insumos, partes y componentes para bajar sus costos de producción, e importar juguetes para diversificar sus catálogos de venta. En 2004, las exportaciones de juguetes mexicanos sumaron $46.6 millones de dólares, muy por debajo de las importaciones que alcanzaron los $628.2 millones de dólares. Enrico Pagani, vicepresidente de la empresa Prinsel, está consciente que esto los ayudará, pero también de que se volverán más comercializadores y menos industriales.

Ahora ve
El Tec de Monterrey se viste de flores para honrar a las víctimas del sismo
No te pierdas
×