Ortiz y los focos rojos

-

Su nombramiento fue inmediatamente palomeado por analistas económicos y empresarios dentro y fuera del país. En el terreno de la percepción, Guillermo Ortiz Martínez tiene prestigio acumulado para gobernar el Banco de México durante los siguientes seis años.

-

Pero son muchos sus retos. En primer término, al estar íntimamente ligado al presidente Ernesto Zedillo como secretario de Hacienda durante los tres primeros años de su mandato –tras la muy efímera participación de Jaime Serra Puche–, Ortiz tendrá que mantener la distancia del Poder Ejecutivo y asumir a cabalidad la autonomía del banco central, sin que esto signifique la no coordinación con las autoridades hacendarias. De hecho, debe tener muy presente que su gestión (algo muy raro todavía en este país) trascenderá las fronteras sexenales, lo cual podría llegar a traducirse en la convivencia formal con un gobierno derivado de la oposición.

-

En segundo lugar, Ortiz inicia su mandato con focos rojos en el sector externo: la tendencia creciente del déficit en cuenta corriente. Lo que resulta esperanzador es que, precisamente en este rubro, al frente de la Secretaría de Hacienda mantuvo opiniones contrarias a las expresadas por varios funcionarios del Banco de México –Miguel Mancera incluido– en términos de la promoción de la actividad económica. Es decir, a diferencia de Mancera, Ortiz parece más dispuesto al fomento de la producción, de acuerdo con la estrategia gubernamental de impulso a las exportaciones. Si bien no es de esperar que el nuevo gobernador modifique de inmediato la política cambiaria para sustituir el tipo de cambio flotante por una paridad de equilibrio frente al dólar (de hecho, públicamente ha señalado que debe mantenerse el esquema actual), se antoja bastante probable que sí evite la sobrevaluación, en momentos en que los capitales especulativos pueden inundar (o secar) los mercados financieros, como ha ocurrido en los últimos meses. Como bien lo recordó Tendencias Económicas y Financieras, la política cambiaria de mediano plazo propuesta en el Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000 (elaborada por el propio Ortiz como autoridad hacendaría) adelanta el abandono del sistema de flotación: “...una vez que se hayan reconstituido significativamente las reservas internacionales y establecido el nivel deseable de la paridad real, se proceda a fijar un sistema cambiario que ofrezca mayor predictibilidad a la cotización cambiaria, como la ofrecería un sistema de flotación dentro de una banda preanunciada.”

-

No debe olvidarse, además, que en el corto plazo el Banco de México (ya no así la Comisión de Cambios) será el único responsable de la instrumentación de la política cambiaria. El mayor reto de Ortiz será el de poder combinar, de manera equilibrada, el fomento a la producción con niveles bajos de inflación, sin permitir un crecimiento incontrolable del déficit en cuenta corriente.

-

Expansión, parte de Grupo Medcom
-
Desde el 6 de enero, de manera oficial, Grupo Editorial Expansión forma parte de Grupo Medcom, el consorcio de medios que preside Clemente Serna Alvear. De este modo, se abre un nuevo ciclo para la revista Expansión, que desde 1993 era una publicación de Capital Cities/ABC.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

–Los editores

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×