Outsourcing, con amor a la camiseta

En esta era de la especialización, existen más voces en favor de contratar los servicios de un ter
Silvia Ansorena Coyne

Ninguna empresa es la mejor en todos los campos. Por ello, el outsourcing aparece como una opción interesante para que las compañías descansen parte de su operación sobre los hombros de una o varias organizaciones más. Así, con el desahogo de ciertas responsabilidades, sin duda dedicarán mayor tiempo a su actividad fundamental.

-

Limpieza, vigilancia, recepción, telemercadeo, elaboración de nóminas, manejo de departamentos como administración o mantenimiento de sistemas, consultorías, auditorías... son algunos de los múltiples campos que las corporaciones “delegan” con más frecuencia.

-

Guillermo Sánchez Pimentel, director general de Manpower de México, dice: “Todo lo que no sea tu especialización, no lo hagas tú.” El ejecutivo principal de esta empresa estadounidense, pero afincada en México desde 1969, dirige los esfuerzos de una compañía que ofrece soluciones integrales en recursos humanos. “Podemos reclutar, seleccionar o ambas cosas –explica–. También contratar, administrar, capacitar o incluso ser responsables de un área que no resulte estratégica para la empresa que nos contrata.”

-

A decir del entrevistado, la especialidad de Manpower gira, concretamente, en torno a  lo que algunos llaman insourcing, también conocido como staffing services: “Ofrecemos el equipo humano para administrar un departamento, las instalaciones de una determinada empresa o su capital, por ejemplo”.

-

Para Sánchez, el outsourcing significa “poner a competir a tu propia gente contra una empresa o varias que cuestionan constantemente cómo haces las cosas”. En ese sentido, cualquier actividad que se realice entre la empresa contratante y el proveedor del servicio contratado, menciona, debe manejarse dentro de una relación de socios. No es un “me voy de la casa y ahí te dejo para que la limpies, sino más bien una transmisión mutua de valores, una integración del negocio para que resulte beneficiosa para ambos”.

-

The Profit Recovery Group de México es otro ejemplo, pues realiza un tipo muy concreto de outsourcing: la auditoría de recuperación o contingencia. Esta empresa, enfocada generalmente a compañías grandes, revisa que las cuentas, operaciones financieras, compras o pagos –elaborados por un proveedor externo– no tengan error alguno. Emilio García Sobrino, director de Sistemas y Procedimientos para América Latina, expresa que su trabajo es económico, especializado y utiliza la tecnología idónea para cada caso.

-

“Es absurdo y más caro implementar un departamento interno cuando uno externo puede hacerlo mejor porque es su especialidad. ¿Para qué volver a inventar la rueda?”, pregunta el especialista. “La ventaja de nuestro outsourcing es que no cobramos nada más que un porcentaje de los errores que detectamos y que son, en definitiva, recuperación económica real para la empresa.”

-

El principal problema entre los clientes potenciales del outsourcing –aunque de alguna u otra manera casi todas las grandes empresas son consumidoras constantes– consiste en decidirse a contratar el servicio y superar la desconfianza natural a lo desconocido.

-

Otro elemento que limita la libre contratación de servicios externos aparece cuando las empresas mantienen a trabajadores sólo porque les resulta muy difícil despedirlos. Así, la fidelidad y eficacia no caminan de la mano. En su defensa, las corporaciones involucradas dicen que un grupo de personas foráneas no serán leales a la compañía porque no llevan puesta la camiseta de la institución. Pero no todos piensan lo mismo.

-

Jorge Vélez es gerente de Mercado Especializado en Electropura y más de 50% del trabajo que realiza su departamento sucede gracias al outsourcing. El ejecutivo está muy satisfecho de ese sistema porque, asegura, el trabajador externo es más “movido”, resulta aceptable económicamente y puede convertirse en semillero de futuros trabajadores que impulsen a la empresa. Los supervisores, los promotores y las demoedecanes son el personal más solicitado en su área.

-

Algunas compañías grandes no tienen demasiado claro si les conviene contratar a personal externo cuando el trabajo puede realizarse dentro de sus instalaciones y con su gente. Claudia Caballero, gerente de Mercadotecnia de Price Club de México, considera al outsourcing como algo muy positivo, pero reconoce que en su ámbito no se trabaja con gente de fuera: “Podemos hacer el trabajo entre los que estamos aquí. Esa situación nos mantiene alejados de las intervenciones externas, aunque tenemos la ayuda de una pequeña agencia de publicidad.”

-

Otra de las barreras que este tipo de contratación encuentra es el elevado número de empresas que son manejadas por fuertes monopolios familiares. Más de una compañía de outsourcing –que pidieron la reserva de su nombre– se refirió a un proteccionismo familiar o de amiguismo que no mira con buenos ojos que trabajadores desconocidos interfieran en sus negocios. Ciertas corporaciones tienen miedo de que gente que no es de su confianza pueda tener acceso a información confidencial.

-

Sin embargo, y en general, el futuro parece que está en la especialización; en no casarse con nadie, mucho menos con una sola empresa. Hay que elegir al mejor trabajador para un periodo que ya no debe ser indefinido, necesariamente. La fidelidad, según palabras de Sánchez, “sólo se debe tener con uno mismo”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El camino del outsourcing luce despejado y, cada vez menos, enfrentará  la resistencia de los directivos. Sobre todo, porque contar con el apoyo de un tercero, en estos momentos de competitividad elevada, más que un lujo, significa avanzar con paso firme frente a los competidores. Es más, los mismos trabajadores notarán la diferencia: para que la productividad apriete, aterrizando un viejo refrán, la mano de obra debe ser de la misma calidad. En otras palabras, a pesar de la “desconfianza” que las compañías de outsourcing combaten a su alrededor, la razón de su existencia tiene justificación en el ahorro de horas hombre que una empresa obtiene cuando se dedica a su actividad principal.

Ahora ve
Perfil psicológico de un terrorista: infundir miedo en todo momento y lugar
No te pierdas
×