Paisanos emprendedores

Migrantes jaliscienses financian proyectos productivos en su tierra natal.
Guadalupe Rico Tavera / Guadalajara

Hace unos meses, cuatro chicas de Jamay, Jalisco, estaban a punto de emigrar a Estados Unidos. Sin embargo, renunciaron a ello al encontrar empleo en Moldeados de Cartón Jamay, una fábrica de piñatas formada por Arnulfo y Ernesto López Hernández con el cofinanciamiento de su hermano Flavio, residente en Los Ángeles, California.

-

Este tipo de iniciativas, en las  que se pueden aprovechar los recursos de los ocho millones de jaliscienses que viven en la unión americana para crear micro y pequeñas empresas en las regiones de mayor migración, son las que impulsa el fideicomiso Por mi Jalisco, constituido por el gobierno del estado.

-

Pedro Barrios, director del  programa, explica que el fideicomiso apoya a los migrantes que tienen un proyecto para invertir en su tierra con estudios de viabilidad, para lo que aporta la tercera parte de su costo. Si el estudio demuestra que el negocio es viable, puede respaldarlo hasta con 30% de la inversión o $30,000 dólares, aportación que es a fondo perdido.

-

Los primeros beneficiarios del programa son una planta deshidratadora de chile en Jalostotitlán y la fábrica de piñatas en Jamay, proyectos que significan una inversión de $5 millones de pesos y la creación de 40 empleos. Arnulfo López expone que Moldeados de Cartón Jamay lleva  dos años de  operar como taller casero, por lo que los recursos recibidos servirán para fortalecer el negocio, que ha desarrollado una novedosa tecnología en la fabricación de piñatas con cartón reciclado y moldeado. En la planta trabajan 10 mujeres, que producen entre 90 y 100 piezas al día, las cuales se venden en los estados de Jalisco, Michoacán y Guanajuato. Una vez tecnificados sus procesos, la firma confía en generar 50 empleos, producir tres piñatas por minuto y exportar a California.

Ahora ve
No te pierdas