Para abrir boca

-

La cena, que se sirve entre las seis de la tarde y las ocho de la noche, se vuelve una espléndida fiesta de varios platillos acompañados con delicados vinos.

-

Los menús ofrecen platos que raras veces se disfrutan en México. ¿Se le apetece un bistec de búfalo? Si no, pruebe el caribú a la parrilla, el estofado de faisán o el asado de alce.

-

La hora de la comida es el momento para degustar una carta más ligera, como las costillas a la coreana o el crostini de tres quesos, ajo y hierbas. Los microbrews (cervezas de producción limitada, fabricadas localmente) son una especialidad de la región.

-

Keystone, un conjunto de condominios, tiendas y pistas de esquí en las cercanías de Vail, alberga algunos de los mejores restaurantes de la zona. En verano (hasta fines de septiembre) se dan clases de cocina todas las semanas.

-

Ahora ve
No te pierdas