Parada, 50% de la infraestructura hotele

-
Oscar Granados

Uno de los principales problemas de la industria turística nacional es que nunca ha contado con una estrategia de desarrollo de largo plazo, diseñada con la participación y convicción de los empresarios, el gobierno y otros sectores interesados. Aunque algunos esfuerzos se han hecho en ese sentido, siempre se observa una falta de continuidad en los esfuerzos para promover el turismo nacional. Por eso existe una pobre imagen internacional de las posibilidades de México como destino turístico.

-

El reflejo de esta situación se manifestó también en 1995. Si se toma en cuenta que la afluencia de turistas extranjeros que visitaron el país alcanzó niveles récord, se puede calificar ese año como malo para el turismo, ya que sólo se aprovechó el 50% de la infraestructura hotelera. Las expectativas que se tuvieron por las ventajas que traería la devaluación de la moneda al turismo fueron falsas. A lo largo del año efectivamente ingresaron al país más turistas extranjeros, pero se captaron menos divisas, por la ventaja devaluatoria que tuvieron los turistas extranjeros.

-

Otro problema fue que la mayoría de las empresas dedicadas al turismo se encontraba en problemas financieros por los altos intereses y por las pérdidas cambiarias. En las principales firmas hoteleras sus pasivos en moneda extranjera representan aun hoy en promedio el 78% del pasivo total.

-

Las cifras más recientes de turismo muestran los efectos de la devaluación. En el periodo enero-octubre de 1995 los viajeros que ingresaron al interior del país sumaron 6.2 millones de turistas, 13% más que en el mismo lapso del año anterior. Sin embargo, el ingreso de divisas se redujo 7% al ubicarse en $3,130 millones de dólares. La ventaja devaluatoria de 45%, en comparación a diciembre de 1994, ocasionó que el gasto medio en dólares cayera 17%, al ubicarse en $505.6 dólares por turista.

-

La devaluación también propició una disminución de 27% en el número de viajeros mexicanos al exterior. El egreso de divisas por ese concepto cayó sensiblemente en 53%. Gracias a eso, el saldo superavitario del sector turismo aumentó 37%, al situarse en $2,359 millones de dólares. Aunque no se han proporcionado las cifras oficiales, es de suponerse que ese comportamiento se mantuvo hasta el último trimestre de 1995. De hecho, los trastornos financieros que se presentaron a fines de octubre y principios de noviembre, ocasionaron que la ventaja devaluatoria aumentara a 46% aproximadamente.

-

Por otro lado, los resultados de las cinco empresas turísticas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no fueron alentadores al tercer trimestre de 1995. De ese grupo, sólo Aristos y Situr redujeron sus ventas. Sin embargo, por las pérdidas cambiarias y altos costos financieros todas redujeron considerablemente sus utilidades netas. Realtur es la única que obtuvo pérdidas a lo largo del año.

-

Cabe resaltar que Situr, la empresa más grande que cotiza en la BMV, fue la que tuvo mayores problemas por la devaluación de la moneda. Sus ventas acumuladas al tercer trimestre descendieron 54%, caída muy significativa si se considera que sus ingresos representaron el 53% de las cinco emisoras. Además, a pesar de que no registró pérdidas, su utilidad neta se redujo 92%.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Con la Alianza Social por el Turismo y por México, el gobierno pretende tomar en cuenta a todos los organismos económicos y sociales relacionados con las actividades turísticas para subsanar los problemas estructurales que provocan la subutilización de los recursos del sector. El turismo tiene capacidad para reactivar la economía en el corto plazo si se toma en cuenta en su totalidad la infraestructura hotelera suficiente. Esperemos que también pueda darse una estrategia de desarrollo de largo plazo.

Ahora ve
Este recorrido muestra la historia de la magia de Harry Potter
No te pierdas
×