Parálisis y desconcierto

-

A riesgo de adquirir la etiqueta de -"catastrofistas", como el presidente Ernesto Zedillo califica a los -críticos de su programa, es inevitable mantener reservas con respecto a la luz -que supuestamente nos está esperando al final del año. La mayor parte de los -empresarios y analistas económicos y financieros coinciden en que 1996 no será -muy distinto a este oscuro 1995.

- Esa certeza la está dando la volatilidad que -siguen experimentando los mercados financieros en las últimas semanas, -justamente en las que el gabinete económico había vaticinado que daría inicio -la recuperación. El alza de las tasas de interés durante tres semanas -consecutivas, de nueva cuenta es la espada de Damocles que pende sobre miles de -empresas, sobre todo medianas y pequeñas, que sin mercado, sin expectativas de -reactivación a corto plazo y sin resultados concretos en los esquemas de -reestructuración de deuda, no tienen más alternativas que recurrir a la -suspensión de pagos o, de plano, a cerrar sus puertas. Tan sólo en el periodo -enero-septiembre, alrededor de 500 compañías optaron por la primera vía, una -cifra tres veces superior a la registrada durante todo el sexenio de Carlos -Salinas.

- El riesgo para el sistema financiero nacional -es por demás latente. ¿Cuántos bancos más en quiebra técnica están -dispuestos a rescatar el gobierno? Otra vez, al parecer, hay errores de -cálculo. Si desde un principio se sabía que un programa de choque de la -envergadura del que se aplica desde marzo requiere más de seis meses para -ofrecer resultados, ¿por qué ese afán de calendarizar una recuperación que -simple y llanamente no tiene de dónde salir y sólo genera falsas expectativas? -Cierto, hay señales claras de avance en la cuenta pública, en la balanza -comercial y en el control inflacionario, pero los mercados financieros siguen -dando muestras de enorme desconfianza en la conducción político-económica del -país. La incertidumbre no se deriva tanto de la viabilidad del Zedilloshock -como de su aplicación, que pareciera estar, más orientada a reaccionar ante -los sucesos que a anticiparlos. Por eso, el saldo, hasta hoy, es la parálisis y -el desconcierto.

- - Un espacio para las ideas empresariales.
-En esta edición se corta el listón inaugural de dos nuevas secciones. Por una -parte, "Monitor Global", que dará cuenta de fenómenos económicos y -administrativos a nivel mundial y, por otra, Ideas Empresariales", un -espacio que pretende mantener actualizado al lector en asuntos concernientes a -su quehacer cotidiano. Y para inaugurarlo, pocos personajes de la calidad moral -y profesional del doctor Carlos Llano Cifuentes, presidente fundador del Consejo -Superior del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE), -rector fundador de la Universidad Panamericana y reconocido filósofo -empresarial.

- Por otra parte, en la renovada sección de -Controversia hacen sus primeras incursiones tres analistas: Julio Boltvinik, -profesor-investigador del Centro de Estudios Sociológicos de El Colegio de -México; Rodrigo Morales, consultor político de Grupo de Economistas y -Asociados (GEA); y Jaime Rivera Velázquez, candidato a doctor en Ciencia -Política por la UNAM con una tesis sobre comportamientos electorales. Valga -anotar que los tres también cuentan con una sólida experiencia periodística -que ahora podrá aquilatar el lector de EXPANSIÓN. Buen provecho.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- - Los editores

-

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×