Pasión por la disponibilidad

-
Rita Contreras Mayén

Después de la euforia, el caos. Tal parece ser la tónica con la que se mueve el mundo de e-business, especialmente cuando se llega a registrar una caída en el servidor o bien, cuando hay dudas sobre la seguridad en los sistemas. En ese contexto, aparece una palabra mágica: disponibilidad o e-vailability , para decirlo a la manera de BMC Software.

- ¿Qué hace una empresa texana, con sede en Houston, anunciando al mundo desde Nueva York su estrategia para comercio electrónico? Simplemente encarrilarse a uno de los negocios que pinta como uno de los más rentables del siglo que comienza: la administración de los sistemas que mueven los e-business .

- A decir verdad, el mercado de administración de sistemas siempre ha sido altamente rentable. Y justamente BMC no lo puede negar luego de haber facturado más de $1,300 millones de dólares en 1999 y concretar fusiones interesantes con compañías como BGS Systems y Boole & Babbage, con lo cual reforzó su expansión de soluciones para mercados corporativos acostumbrados a ambientes mainframes .

- Para Max Watson, presidente y ceo de BMC Software, se percibe “un nuevo sentido de urgencia de las compañías ubicadas en el centro de la revolución que implican los negocios electrónicos, en cuanto a obtener de Internet ventajas competitivas que se reflejen en incremento de ventas, disminución de costos y cumplir con la promesa de disponibilidad permanente de los negocios”.

- El secreto del éxito de BMC, que “quisiera perfilarse como el equivalente de IBM en el siglo xxi, radica en la focalización de sus soluciones a la administración de sistemas”, afirma Watson.

- Asimismo, otro de sus puntos fuertes, según su CEO, es que BMC es usuario de sus propias soluciones, desarrolladas a lo largo de 20 años, y que la han convertido en el vendedor de software independiente más grande del mundo.

- Ciertamente, los grandes usuarios corporativos que confían sus aplicaciones de misión crítica (que van desde los estados financieros y la administración del negocio, hasta las bases de datos y los sistemas ERP, por mencionar algunos), a sus sistemas de información, mismos que corren desde plataformas mainframes hasta redes e intranets/extranets. Sucede de manera común que la caída de uno de esos sistemas, así sea por segundos, representa pérdidas económicas y de mercado para la empresa que las sufre.

- Hay dos olas que preceden a e-vailability . La primera se ubica en la administración de bases de datos, lenguajes 4gl , sistemas totalmente abiertos como Unix . En este escenario, los usuarios compran diversas marcas de productos similares. A la larga la estructura heterogénea se administra de manera homogénea, con los problemas que ello podría acarrear (ausencia de interfases, incompatibilidad, parcheo de sistemas, etcétera).

- En una segunda oleada, se observan nuevas y más robustas aplicaciones del tipo ERP (Enterprise Resource Planning), montadas de nueva cuenta en plataformas heterogéneas al igual que más potentes bases de datos y diversos sistemas operativos. En este nuevo escenario, se presentan situaciones similares en cuanto a su administración.

- En ambos casos, las áreas de sistemas de información de las empresas enfrentan de manera continua fallas y caídas de diversa gravedad, que afectan el negocio central de la empresa a la que sirven. Pero, con todo ello, las fallas se traducen en pérdidas financieras y de tiempo, que no condenan a la desaparición de la empresa  –a menos que todas las fallas ataquen todas sus aplicaciones críticas de negocio–.

- De tal manera, el monitoreo y vigilancia continua de los sistemas, a fin de evitar sus fallas, y en dado caso que se den, su rápida y efectiva corrección hace de soluciones de BMC –ofertadas genéricamente con el nombre Patrol –, muy socorridas por el ambiente de sistemas corporativo.

- No obstante, en el mundo de e-business, todo cambia. De hecho, una de las directrices más importantes en la agenda del comercio electrónico a partir de ya, son las transacciones negocio a negocio (business to business, B2B ). Según Gartner Group, para el 2002, 80% de las aplicaciones de misión crítica a nivel mundial serán ejecutadas con Internet. Y ninguna se puede dar el lujo de fallar.

- Trasladada a este ambiente, la administración de sistemas se convierte en el eje fundamental para la existencia misma del negocio. “En e-business, los sistemas son el negocio”, señalan enfáticos tanto Max Watson como Mario Danel, vicepresidente de ventas de BMC México.

- “Cada vez hay más dependencia de los negocios en los sistemas de información. En el caso de comercio electrónico éste vive de y por la tecnología de información; cada hora que no funciona se pierde negocio, para las empresas dedicadas a este rubro, su máxima prioridad se denomina cero fallas, ya que el tiempo es dinero”, precisa Danel.

- BMC eligió Nueva York como la plataforma de lanzamiento de sus soluciones para e-business, que complementan y aprovechan la experiencia adquirida en la administración de sistemas mainframes (ver recuadro), en donde, de acuerdo a su CEO, BMC tiene 25% del mercado. Así, e-vailability es sólo una denominación empleada por esta empresa para englobar una estrategia que tiene detrás fusiones, desarrollos y una mercadotecnia muy dirigida a sus clientes que dan el salto corporativo a los negocios electrónicos.

- Para el jefe máximo de BMC, tres son las razones que alientan su confianza en el éxito de estas soluciones: calidad, integridad y seguridad. De hecho, señala, empresas como Amazon, la multicitada librería virtual, First Union Bank, Michelin o el mismo Compaq, son usuarios de las soluciones de BMC, ya que el retorno de inversión “se llega a alcanzar en seis meses”, precisa Watson.

- Él mismo explica que las razones que favorecen esta interesante recuperación de la inversión se derivan de puntos como el mayor provecho sobre el desempeño con los sistemas, aplicaciones de comercio electrónico corriendo permanentemente en la web, lo cual genera más clientes en menos tiempo y en consecuencia mayor ingreso. Asimismo, señala por su parte Danel, “se gasta menos en el mantenimiento de sistemas para obtener más y se reducen los daños y prejuicios asociados con fallas en sistemas”.  

Ahora ve
No te pierdas