Pato lisiado

-
Sergio Sarmiento

Los estadounidenses tienen un término político muy peculiar, "pato lisiado", con el cual se refieren a un Presidente que se encuentra en la segunda mitad de su segundo periodo, por lo que no puede ser reelecto, y que se enfrenta a una mayoría de oposición en el Congreso. El vocablo designa a un mandatario sólo formal, ya que no cuenta con el apoyo legislativo que le permita impulsar una agenda de gobierno.

-

La gran pregunta en el México actual no es si Vicente Fox se convertirá en un pato lisiado con el inicio de la LIX legislatura el próximo 1 de septiembre, sino si lo ha sido desde el primer momento en que asumió el poder.

-

Hay iniciativas importantes que ha logrado hacer aprobar en el Congreso a lo largo de sus tres primeros años de gestión. Entre ellas se cuentan la Ley de Garantías de Crédito, que da mejores posibilidades a los bancos de recuperar préstamos morosos, y la Ley de Acceso a la Información, que obliga a las autoridades a abrir al público la información gubernamental.

-

Sin embargo, las reformas estructurales –que permitirían al país generar mayor inversión y prosperidad– han quedado detenidas en el Congreso. Esto ocurrió en los sectores fiscal, eléctrico y laboral. Otras, como la de la petroquímica y la del petróleo, ni siquiera se han presentado en San Lázaro.

-

Sin duda la oposición de diputados y senadores tiene parte de la culpa. Los legisladores no tienen una visión clara del país que debemos construir. Quizá por su falta de preparación, quizá por oportunismo, prefieren apoyar iniciativas, como la baja artificial de tarifas de electricidad, que en lugar de construir destruyen toda posibilidad de tener una economía sólida.

-

Pero también hay culpa en Los Pinos. El presidente Fox debió haber negociado mejor; debió entender que para impulsar los cambios necesitaba lograr una alianza con el PRI. El PRD, después de todo, iba a bloquear cualquier intento de abrir la economía del país. Pero en lugar de buscar una alianza con el antiguo partido hegemónico, el mandatario optó por perseguir a los priístas a causa de faltas cometidas en el pasado.

-

No es coincidencia que los países iberoamericanos que han manejado bien sus transiciones a la democracia, como España y Chile, y han construido una real prosperidad, han sido los que decidieron cerrar el pasado y poner los ojos en el futuro. En México se prefirió escarbar en el ayer. Y quizás esa sea la razón por la cual el presidente Fox pueda terminar convertido en un pato lisiado de todo un sexenio.

-

Sergio Sarmiento es columnista del periódico Reforma.

Ahora ve
No te pierdas