Pemex, la &#34caja grande&#34 del gobier

-

Sin duda, 1996 fue el mejor año para la industria petrolera mexicana en lo que va de la presente década. Esto se debió, principalmente, a la evolución alcista de los precios internacionales de petróleo crudo, pero también –aunque en menor medida– al incremento de la producción de petróleo y gas, además de las mejoras operativas alcanzadas por todas las subsidiarias de Petróleos Mexicanos (Pemex).

-

La producción de petróleo crudo en el periodo enero-diciembre ascendió a 1,043 millones de barriles (mb). Este volumen, el más alto en la historia de la industria petrolera mexicana, supera en 9.2% a la producción obtenida durante 1995, y en 0.5% al máximo anterior de 1,024 mb, logrado en 1984.

-

Sin embargo, la producción promedio de 2.8 millones de barriles diarios (mbd) quedó 4.7% abajo de la meta oficial de Pemex, fijada en tres mbd. Esta meta se alcanzará en 1997, si se atiende que el objetivo de Pemex es ampliar la producción de crudo en 200,000 barriles diarios (bd).

-

Aunque la producción de gas también alcanzó su máximo histórico con 1.5 billones de pies cúbicos, equivalente a 4.2 miles de millones de pies cúbicos diarios (mmpc) –incremento de 11.6% respecto del ciclo anual de 1995–, no cumplió las metas de producir 4.5 mmpc, debido al accidente en Cactus, Chiapas.

-

La producción de petrolíferos en 1996 (gas LP, gasolinas, diesel, combustóleo, querosenos y otros) fue de 1.592 mbd, cantidad inferior en 0.5% al volumen producido en 1995 y 5% menos comparado con el máximo histórico logrado en 1994. La causa de esta baja se debe a dos factores: la contracción de la demanda interna y los bajos precios internacionales de estos derivados.

-

Con todo, las ventas totales de Pemex aumentaron 26.5%, al pasar de $26,151 millones de dólares en 1995 a $33,071 millones al cierre de 1996. Los ingresos externos sumaron $11,609 millones de dólares (38.2% más que en el ciclo comparativo anterior), mientras las ventas internas –$21,462 millones de dólares– aumentaron sólo 20.9%. El petróleo crudo participó con $10,705 millones de dólares (es decir, 92% del valor de las exportaciones y 32.4% de las ventas totales), al colocar en los mercados externos 1.5 mbd (54% de la producción total mexicana). De eso, 78% se canalizó a Estados Unidos; 8% a Europa; 8% a América Latina y 6% a Asia. El volumen exportado superó 18.3% al de 1995 y el precio promedio de la mezcla mexicana de crudos aumentó 21% al llegar a $18.94 dólares por barril (dpb). Si bien los precios nominales se acercan a los de 1979, están muy distantes de los promedios alcanzados durante el -boom –entre 1980 y 1985– cuando el poder adquisitivo del dólar era casi el doble del de 1996.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pemex obtuvo un excelente rendimiento operativo, con una utilidad, antes de impuestos, de $21,065 millones de dólares, 32% mayor a la de 1995 –que también fue un buen año para la empresa–. Con esto, el margen de operación subió de 61 a 64%, lo que refleja un mejor desempeño productivo de la paraestatal. Sin embargo, al igual que en 1995, la cascada de impuestos, derechos y aprovechamientos federales y estatales absorbió más de 90% de los rendimientos, dejándole a Pemex una utilidad neta de $1,933 millones de dólares (2% sobre sus ventas). Estos recursos representan apenas una tercera parte de los $5,916 millones de dólares presupuestados en su programa de inversión para 1997.

-

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×