Pequeño con clase

BMW lanza a su hijo menor al asfalto.
SD

La campaña de mercadotecnia que promueve el regreso del legendario Mini Cooper a México es tan innovadora como el mismo auto renacido.

-

Disponible al público mexicano desde abril, este vehículo –de origen inglés pero ahora con dueño alemán (BMW)– cuenta con el apoyo de espectaculares, internet y guerrilla marketing. El término “se refiera a campañas humorísticas por correo electrónico, o con imanes, por ejemplo”, explica Susana Boker, gerente de la marca automotriz en México.

-

¿Imanes? “Los pegamos en los autos en los estacionamientos. Traen la frase, 'Te vas a enamorar' y una foto del Mini –narra la ejecutiva–. Calcomanías no, porque dañarían la pintura.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La campaña va dirigida a consumidores jóvenes, capaces de pagar entre $20,900 y $24,900 dólares, según la categoría.

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×