Percepción es realidad

¿Cómo nos ven? El Reporte de Competitividad Global, publicado recientemente por el Foro Económico

Triste noticia: México bajó del lugar 34 al 42 en la escala de competitividad global. Según el reporte que anualmente publica el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), la bajada en los peldaños de la competitividad se debe, sobre todo, al pésimo desempeño del sistema financiero, a la indisponibilidad de créditos, a la tasa actual del tipo de cambio, a la mala calidad del ambiente de negocios y a múltiples factores de gobierno, infraestructura, tecnología y sistema de justicia.

- La verdad es que no hay nada nuevo bajo el sol. Desde muy diversas trincheras se han documentado, con insistencia, los ancestrales rezagos del país, que minan sus capacidades competitivas. Los graves errores cometidos en las últimas tres décadas (lo invitamos a leer la segunda parte de “Los extravíos económicos de México”) han tenido severas repercusiones. De ahí que no deban sorprender a nadie las malas notas obtenidas en el ranking del WEF.

- Lo que sí es preocupante es que este organismo internacional otorgue una peor calificación a la capacidad del país de hacer crecer los índices de competitividad. Esto se basa sobre todo en lo que se denomina “creatividad económica”: México está siendo incapaz de brindar las condiciones idóneas para echar a andar negocios nuevos, debido a la aún excesiva tramitología, la escasez de capital de riesgo y la sequía crediticia. Asimismo, en infraestructura (ferroviaria, de comercio electrónico y de telefonía celular) hay demandas insatisfechas que imposibilitan una operación más eficiente de las empresas –y cabe añadir que no se consideró siquiera el espinoso asunto de la energía eléctrica–. Ni hablar ya de los rubros de tecnología (sólo tres países –Portugal, Sudáfrica y Perú– están peor colocados que México en educación científica, por ejemplo) y de instituciones de impartición de justicia (en protección policíaca, sólo Venezuela y Ecuador están debajo).

- Así nos ven. Y como reza una de las máximas del marketing, la percepción es realidad. Y si consideramos que los problemas que vive el país son incluso mayores a los que documenta el WEF, la situación se torna aún más grave. No olvidemos que nada de ello es fortuito: se debe a errores de acción y de omisión de administraciones que jamás tomaron en cuenta el largo plazo en sus planes de gobierno. Es de esperar que el presidente electo Vicente Fox y su equipo de trabajo tomen muy en cuenta estos indicadores, sobre todo si gran parte de su apuesta va encaminada a atraer cantidades importantes de inversión extranjera productiva. Es evidente que, en medio de una desgarrada competencia global por los recursos, los inversionistas ponen sobre la mesa el abanico completo de ventajas y desventajas de cada país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los Editores

Ahora ve
Mark Zuckerberg recibió título honorario en Harvard, 13 años después de dejarla
No te pierdas
×