Perdidos en Tokio

El libre comercio entre México y Japón abrió una ventana para 250,000 pares de zapatos leoneses.
Luis Alegre

La industria de calzado en León teme quedarse descalza. El mercado mexicano -apenas crece y antes de que termine la década los zapatos chinos dejarán de -pagar aranceles de casi 1,000%. Hay de dos: rezar para que el gobierno negocie -una prórroga compensatoria... o exportar a Japón.

- Así que Jorge Ramírez, director de Mercadotecnia de Emyco (la fábrica de -calzado más grande de León), aprendió que a los japoneses la tarjeta de -presentación se les entrega con las dos manos y una leve reverencia, y Claudia -Díaz, funcionaria de la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior de -Guanajuato (Cofoce), sabe ahora que a los empresarios del país del sol naciente -se les habla primero de la calidad y después del precio.

- Con la entrada en vigor del Acuerdo de Libre Comercio entre México y Japón, -está asegurada la venta de 250,000 pares de zapatos que podrán entrar a ese -país sin aranceles entre abril de 2005 y marzo de 2006; 80,500 ya fueron -entregados y el resto va en camino. El ingreso se calcula en más de $9 millones -de dólares, una cifra nada despreciable para una industria de micros y -pequeñas empresas que emplea a unos 66,000 leoneses y cuya economía se ha -visto castigada por las importaciones legales –38.5 millones de pares en 2004– -y el contrabando.

- Para Pedro González García, líder de la Cámara de la Industria del -Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), el éxito del acuerdo comercial salta -a la vista si se revisa el incremento real de las exportaciones. El año pasado, -según estadísticas preliminares de Cofoce, los embarques a Japón, sin -tratado, fueron de sólo 11,266 pares con un ingreso de $408,577 dólares.

- Las estimaciones oficiales calculaban vender 125,000 pares en los primeros -seis meses del acuerdo (abril-septiembre), pero en julio ya sumaban 139,848 -pares de calzado de vestir para caballero, botas vaqueras y zapato de confort. -Para el segundo año, el límite de exportación se incrementará a 300,000 -pares y el siguiente a 360,000; el tope crecerá 20% cada año, y en 2009 se -revisarán los alcances del tratado. Las empresas que ya exportan a Japón son -las fábricas de botas Cuadra, Jaca, 7 Leguas, Cavorca, Vaqueras y Rancho Boots, -así como las de zapatos de piel Emyco, Quirelli, Coloso, Flexi, Calzado Finos -Italianos y Hamilton.

- Por una tajada del mercado
-
Un par de zapatos de piel hecho en León cuesta a los japoneses entre $30 y -$40 dólares, apuntan datos de Cofoce. Allá se venden cuando menos al triple. -Según el Ministerio de Economía japonés, allá se consumen anualmente 600 -millones de pares, y de éstos, casi 494 millones (82%) son importados. El -calzado de piel –la especialidad de los leoneses, quienes elaboran 40% de la -producción nacional total– representa en aquel país un mercado de 62.7 -millones de pares cada año, de los cuales se importan unos 35 millones. Lo que -los japoneses importan representa casi la cuarta parte de los 145 millones de -pares que se estima producirán este año las más de 2,300 empresas -guanajuatenses, de las que León concentra aproximadamente 1,950.

- “Si logramos entrar con el pie derecho a Japón, el mercado más exigente -de mundo, eso cambiará la historia de la industria. ¿Para qué preocuparnos si -viene el calzado barato de China si nuestros zapatos de calidad se pueden ir a -Japón donde serán bien apreciados y pagados?”, advierte Felipe Martínez, -director comercial de Retail de Emyco, hijo del dueño de la empresa y nieto de -su fundador.

- Emyco, que ya exporta a Estados Unidos, Canadá y Centroamérica, envió su -primer embarque en febrero. Eran mocasines cosidos de piel para caballero. Para -satisfacer al nuevo mercado tuvo que adaptar sus hormas al pie japonés (un poco -menos ancho y más alto en el empeine), y rediseñó los empaques para hacerlos -más atractivos.

- Sus clientes en Japón son Regal Corporation y Otsuka Shoe, ambas empresas -del mismo corte que la suya: fabricantes de larga tradición, pero también -importadores, mayoristas y detallistas dirigidos al mercado medio y medio alto.

- Historia de una negociación
-
El primer paso lo dieron los japoneses: una misión de fabricantes, -distribuidores, comercializadores y funcionarios del Ministerio de Economía -vino a León en mayo de 2004 a conocer el Salón de la Piel y el Calzado -(Sapica), la feria de calzado más importante de Latinoamérica. Luego hicieron -citas para conocer las fábricas y a sus dueños. En respuesta, la Cofoce –un -organismo fundado por Vicente Fox durante su gubernatura– organizó en julio -una visita de zapateros y curtidores a tierras niponas. Los japoneses volvieron -en septiembre, justo cuando se celebraba la edición primavera-verano de Sapica, -y entonces se cerraron los primeros tratos. Hoy, al menos 12 empresas de León y -otras 11 de Guanajuato tienen acuerdos formales o precontratos firmados.

- Hace unos años, Japón no era visto como un destino importante por los -industriales guanajuatenses. Al menos desde la Segunda Guerra Mundial, el -mercado tradicional para la exportación ha sido EU, primero el zapato de piel y -ahora las botas vaqueras. De los $151.2 millones de dólares que se facturaron -por ventas de calzado al exterior en 2004 –4.4% más que en 2003–, 91% -corresponde a pedidos estadounidenses.

- Los fabricantes del estado –instalados en San Francisco del Rincón, -Purísima y principalmente en León– exportan además a Canadá (cuya demanda -se centra en la bota industrial), Alemania, España (zapatos para niños -básicamente), Italia, Francia, Costa Rica, El Salvador, Venezuela y el sol -naciente. “Japón es una parte importante en los planes de nuestra empresa”, -explica en entrevista Mario Espinosa, director general de Hamilton, una -compañía especializada en la hechura de mocasín cosido a mano –la -categoría más elegante por su fabricación– y exportadora desde antes de que -existieran los tratados de libre comercio. Su padre abrió las rutas a EU y a -Centroamérica. Ahora él va por Japón. “El objetivo este año era llegar con -nuestro primer embarque. Ya vamos en el segundo. Vamos a pelear nuestro lugar en -el mercado”, agrega el joven empresario.

- En opinión del ex senador panista, primer dirigente de la Cofoce y actual -alcalde de León, Ricardo Alaniz Posada, la oportunidad de entrar al mercado -japonés no se puede dejar pasar. “Vamos a competir en los países del primer -mundo donde la mano de obra nos hace competitivos. Que los chinos hagan lo suyo -y nosotros a lo nuestro. ¡Tenemos mucho que conquistar!”.

Newsletter
Ahora ve
Miles de personas son evacuadas por el ciclón ‘Debbie’ en Australia
No te pierdas