Petróleo, la nueva adicción china

El país está sediento, pero niega ser la causa del alto precio del crudo.
Marga Z. Gallego

China se ha convertido en la explicación favorita a los fenómenos -económicos y comerciales de hoy. Y el elevado precio del petróleo no es la -excepción. Muchos dedos flamígeros apuntan a China, el segundo mayor -consumidor mundial, cuando se trata de encontrar a un culpable del -encarecimiento del barril de petróleo, que ha tenido en los últimos meses -máximos históricos al rozar los 70 dólares, el triple del precio de 2001.

- Sólo el año pasado, el gigante asiático fue el responsable de una tercera -parte del incremento en el consumo mundial de petróleo, provocando así un -déficit energético que ha puesto en alerta a Estados Unidos, el principal -consumidor de crudo.

- Con un crecimiento económico promedio de 8.5% en la última década, el -consumo chino de petróleo pasó de representar 8.4% del total mundial en 2000, -a 13.6% el año pasado, revelan datos de la petrolera British Petrolum (BP). Y -eso que China destina sólo un tercio de este consumo al transporte, la media -mundial es de 48%, lo que hace previsible que el consumo siga en aumento.

- “La escasa capacidad de generación eléctrica y el problema del transporte -de carbón forzaron a China a corregir su déficit de electricidad con -generadores de diesel”, explica Andy Xie, experto de la consultora Morgan -Stanley en Shanghai. El carbón, en el que China es autosuficiente, significa -70% del consumo de su energía primaria, aunque con enormes problemas para su -transporte.

- En 2004, China fue el sexto productor mundial de petróleo, con 3.5 millones -de barriles diarios y unas reservas estimadas de 17,100 millones de barriles -(1.4% del total mundial). Sin embargo, el desequilibrio entre producción y -consumo ha sido evidente en los últimos años, ya que el crecimiento medio de -la producción petrolera entre 2000 y 2004 fue de 1.8% frente a 7.6% de -crecimiento medio del consumo.

- Aunque Xie reconoce que la demanda de China causó el aumento de precios en -2004, piensa que este año no será lo mismo. “Se han construido suficientes -plantas de carbón y el problema del transporte de este combustible se ha -solucionado de momento”, señala.

- El consumo de petróleo de China no debe seguir siendo la explicación a los -grandes aumentos de precios en el barril de referencia, el West Texas -Intermediate (WTI). Xie menciona que el aumento es por la especulación -financiera. “Los precios de la propiedad están altos debido a un exceso de -liquidez, y los del petróleo ascendieron por la misma razón. Cuando los bancos -centrales se endurezcan, el precio bajará”, añadió.

- Sin embargo, la perspectiva del consumo chino inquieta. En 2010 se prevé que -China necesitará 9.2 millones de barriles diarios de crudo, según la Energy -Information Administration (EIA). La demanda china será superior a la de toda -Europa occidental en 2020 y a la de Estados Unidos y Canadá en 2030.

- Niu Li, experto en petróleo del Centro de Información Estatal Chino, -adscrito a la Comisión de Desarrollo y Reforma, piensa que el consumo chino se -incrementó debido a la rapidez del aumento económico y a un cambio en su -estructura. “Ahora compramos vivienda, electrodomésticos, autos...”, -señala. El dragón asiático cuenta hoy con 19.2 millones de vehículos, que -aumentarán a 42.5 millones en 2010 y a 198.8 millones en 2030, de acuerdo con -Goldman Sachs. De momento, siete de cada 1,000 chinos poseen un auto, mientras -que en Corea del Sur esta relación es de 222 por cada 1,000.

- Culpar a China del incremento del precio del barril es una interpretación -incorrecta, dice Niu Li. “El consumo chino supuso 8% del total mundial, y el -de Estados Unidos fue de 25%. Estados Unidos es responsable del encarecimiento”, -acusa.

- Esta necesidad de crudo provoca que China dependa cada vez más de las -importaciones. El año pasado importó 51% del petróleo que necesitó, pero se -prevé que en 2030 requiera importar 85% del crudo que consuma. Esto llevó a -China a ocupar en 2004 el tercer puesto entre los mayores importadores de -petróleo, al comprar al exterior 3.4 mdb (millones de barriles), detrás de -Estados Unidos (12.9 mdb) y de Japón (5.2 mdb).

- Este problema no se detiene en el alto consumo chino, sino en los efectos de -esta dependencia. De hecho, el gigante asiático está preocupado por su -seguridad energética y, por ello, prepara una reserva estratégica, lo que -también ha contribuido a elevar sus importaciones, apunta Mike Herberg, -director del Asian Energy Security Program de Washington. La intervención -militar de Estados Unidos en Irak, en 2003, puso en peligro las inversiones -chinas en el régimen de Sadam Husein. Además de pelear contra Japón para que -Moscú (11.6% de la reserva mundial de petróleo) lleve su oleoducto desde -Skovorodino hasta Daqing (al noreste de China), Pekín diversificó sus fuentes -de suministro en Rusia, Kazajstán, Canadá, Australia, Sudán, Túnez, Irán, -Azerbaiyán, Perú, Brasil, Argentina y Venezuela. En la actualidad, Oriente -Medio sigue siendo el principal origen de sus importaciones (37.3%), seguida por -Asia Oriental (23.8%), África Occidental (16.3%) y las repúblicas ex -soviéticas (10.7%).

- Los dirigentes chinos perciben que la disputa por el petróleo es, a la -larga, una lucha contra Estados Unidos, país hegemónico en Medio Oriente , una -región que cuenta con 60% de las reservas mundiales. La búsqueda de nuevas -fuentes de petróleo en los mares del este y el sur de China crea conflictos con -países como Japón y Vietnam, mientras que las inversiones de exploración y -acuerdos de suministro han llevado a Pekín a codearse con países cuya -relación con Washington no es la mejor, como Irán, Sudán y Venezuela.

- Eso podría explicar parte del desafío de Pekín de pretender comprar la -petrolera estadounidense Unocal, con la segunda mayor oferta de la historia del -sector (18,500 mdd), además de adquirir la canadiense Petrokazakhstan por 4,180 -mdd. “Hay una moda en China entre las principales empresas estatales (CNPC, -CNOOC) por comprar compañías extranjeras y demostrar que pueden convertirse en -multinacionales”, declaró Xie a Expansión.

- La reserva energética china es inferior a 21 días de importaciones en la -actualidad, apunta Niu Li; pero alcanzará los 35 días o 100 millones de -barriles en 2008, según la EIA, hasta llegar a los 90 días o 600 mdb hacia -2020. Estas reservas se concentran en cuatro localidades de las provincias -costeras de Zhejiang, Shandong y Liaoning. Los desafíos a los que se enfrenta -China en los próximos años, según Philip Andrews-Speed, son el transporte de -energía desde el noreste del país hacia los centros de consumo orientales y la -eficiencia energética. China consume 2.5 veces más energía que Estados Unidos -para generar 1 dólar de PIB debido a lo obsoleto de sus fábricas. Otro reto -será prevenir las consecuencias medioambientales de su consumo energético. -Ante esto, los expertos mantienen la calma. “No se está acabando el petróleo -en el mundo. El encarecimiento se debe a la especulación y a la ansiedad sobre -el consumo chino e indio en el futuro”, insiste Xie.

Ahora ve
No te pierdas